Diario Vasco

Bidasoaldeko Lagunak pide un 'plan B' para trasladar las pistas de Plaiaundi

Compromiso europeo. El espacio de las instalaciones de Plaiaundi debe ser un ecosistema de estuario funcional para julio de 2019.
Compromiso europeo. El espacio de las instalaciones de Plaiaundi debe ser un ecosistema de estuario funcional para julio de 2019. / F. DE LA HERA
  • Recuerda que apenas quedan dos años para completar el parque y evitar sanciones europeas y advierte que atletismo y rugby podrían quedarse sin instalaciones en Irun

El Documento de Actuaciones y Medidas de la Red Natura 2000 (ZEC y ZEPA) de Txingudi-Bidasoa especificó que en julio de 2019 el espacio ocupado actualmente por las instalaciones deportivas de Plaiaundi deberá estar restaurado como ecosistema estuario. «No alcanzar este objetivo supondrá enfrentarse a graves sanciones de la Comisión Europea que, además, no eximen de tener que ejecutar la restauración», recuerda Bidasoaldeko Lagunak, asociación comarcal que agrupa a diversas entidades ecologistas y naturalistas.

Queda poco más de dos años para que ese espacio tenga que ser ecológicamente funcional, o para que, al menos, la obra esté terminada y se pueda intentar esquivar la multa. «Vamos muy tarde», apostilla Bidasoaldeko Lagunak. No es la única zona que para el verano de 2019 debe transformarse (islas del Bidasoa, borde de Osinbiribil, Alunda-Lastaola...), pero es la más delicada porque allí se encuentran la pista de atletismo y el campo de rugby, únicas instalaciones en la ciudad para la práctica de cada estas disciplinas.

La propuesta que defiende el Ayuntamiento de Irun es trasladar esos equipamientos a Zubieta, un suelo en el término municipal de Hondarribia y con una gestión compleja. El Plan Director de Txingudi que nació en 2015 para, entre otras cosas, planificar cómo responder a los compromisos que Europa exigió en 2013, aceptó la solución propuesta por el Consisorio. Pero matiza Bidasoaldeko Lagunak que el apoyo era «con condiciones»: garantía en los plazos, indicadores de que la gestión avanza y un 'plan B' preparado ante la previsión de que no se concrete el traslado en el periodo previsto.

A día de hoy, creer que las pistas estarán en Zubieta para julio de 2019 es irreal. Mucho menos aún para unos cuantos meses antes, entendiendo que las máquinas deben acudir con antelación a Plaiaundi para acometer la renaturalización. «Por coste, por accesibilidad, por autorizaciones y trámites administrativos requeridos y por afección ambiental, Zubieta ni siquiera era la opción más ventajosa de las que recogía el estudio de alternativas», estima Bidasoaldeko Lagunak, «pero es la única que se ha querido contemplar». Por todo esto, la entidad ha querido instar al alcalde, José Antonio Santano, y al Gobierno municipal a que «aborde el 'Plan B' que recoge el Plan Director con la celeridad que requiere el asunto y deje de apostar por la opción inviable de Zubieta».

Bidasoaldeko Lagunak cree que el Gobierno Vasco actuará en plazo por responsabilidad y para evitar sanciones y mala imagen ante Europa. «No queremos un conflicto porque dentro de dos años los clubes se vean sin instalaciones donde practicar sus deportes. Nos parece un horizonte indeseable a todas luces y por eso apremiamos, para que no sea una realidad irremediable. Nuestro motivo de alegría es que Txingudi mejore sus condiciones ecológicas con esta restauración tan larga e injustificablemente demorada».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate