Diario Vasco
Juan celebró así su gol en la última victoria en Gal.
Juan celebró así su gol en la última victoria en Gal. / F. DE LA HERA

El Real Unión no se puede permitir más tropiezos en el Stadium Gal

  • El equipo entrenado por Asier Santana lleva desde el 19 de noviembre sin ganar ante su público y ocupa la décima posición

  • Los irundarras reciben esta tarde al Gernika a partir de las 17.00 horas

En el Real Unión llevan unas temporadas en las que no dicen abiertamente que el objetivo es disputar el play-off, pero según van pasando las jornadas, el equipo se suele colocar en la pelea por las primeras plazas y acabar entre los cuatro primeros se convierte en la meta a alcanzar. Este curso ha sucedido algo similar. Sin decirlo demasiado alto, en el club no se ha escondido que se cuenta con una plantilla más compensada que la del curso pasado, en la que se acabó en quinta posición, por lo que subir un escalón más entraba en la cabeza de todos.

Durante los primeros meses de competición el Real Unión ha ido cumpliendo con lo previsto y ha estado metido en la zona de privilegio, pero las últimas jornadas traen de cabeza a la plantilla y a los aficionados unionistas.

El Real Unión solo ha sumado una victoria en liga en las nueve últimas semanas de competición y ha caído a la décima posición. La igualdad que hay en el grupo segundo le permite seguir a solo tres puntos del cuarto clasificado, el Fuenlabrada, pero el margen para el error ha desaparecido casi por completo.

La mala racha que atraviesan los irundarras tiene su epicentro en los problemas que están encontrando para ganar en el Stadium Gal, donde no lo hacen desde el 19 de noviembre. Corría la jornada quince y le ganaron 1-0 al Sestao River con un gol de Juan Domínguez. Desde entonces han pasado por Irun Logroñés, Navalcarnero, Mensajero y Real Sociedad B con un balance de una derrota, ante los madrileños, y tres empates.

El triunfo de hace cuatro días ante la Ponferradina en los cuartos de final de la Copa Federación, que ha valido la clasificación para las semifinales, le ha devuelto algo de alegría al grupo, pero para dar por finalizado este mal momento hace falta algo más. Hace falta ganar un partido como el que se va a disputar esta tarde en el Stadium Gal.

El Real Unión no se puede permitir más tropiezos en su campo y hoy tiene una gran, y complicada, oportunidad para desterrar todos sus problemas.

Un rival en racha

Nada combinaría mejor con la victoria copera que un triunfo a partir de las cinco en el Stadium Gal contra el Gernika. Y es que los vizcaínos llegan a Irun en plena racha de resultados y con un punto más que los txuribeltz.

Imponerse al Gernika permitiría al Real Unión escalar algunas posiciones en la tabla y darse la satisfacción de acabar con la trayectoria de los gernikarras, que acumulan la friolera de trece jornadas sin perder.

Se espera un partido complicado para los de Irun, que deberán volver a su mejor versión si quieren sumar los tres puntos que se pondrán en juego. Una victoria para empezar una buena racha.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate