Diario Vasco

Bidasoa activa busca un nuevo enfoque

Altuna y Páez presentaron el diagnóstico en El Espazio.
Altuna y Páez presentaron el diagnóstico en El Espazio. / F. DE LA HERA
  • «Ha habido cambios de calado en la economía y en la población y una vez que tenemos esta foto de la realidad comarcal, debemos adaptar estructuras y objetivos»

  • La agencia culmina el diagnóstico socioeconómico de la comarca con el que elaborará su nuevo Plan Estratégico

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

La agencia de desarrollo nació en tiempos convulsos para la comarca. Con la denominación de Adebisa, afrontó a comienzos de los 90 el reto de adaptar una realidad económica que se sostenía sobre un sector aduanero muy potente pero llamado a desaparecer prácticamente con la eliminación de las fronteras interiores de la Unión Europea.

«El anterior Plan Estratégico es de entonces, del año 93», detallaba el presidente de Bidasoa activa, Miguel Ángel Páez. «Aunque durante todo este tiempo la agencia siempre ha seguido actualizando la información socioeconómica y adaptando estrategias y objetivos, estos últimos años ha habido cambios de calado que nos llevan a tener que modificar nuestros retos y objetivos». El pasado otoño empezó el proceso y «lo primero era tener un diagnóstico claro y actualizado de la realidad de la comarca». Esa información es la que el propio Páez, junto con el vicepresidente de la entidad, Juan Mari Altuna, presentó ayer.

Páez quiso hacer un reconocimiento explícito a la trayectoria de 25 años de la agencia que ahora preside. «Nació en un momento crítico y le ha tocado capear situaciones muy comprometidas. No se qué hubiera pasado en esta comarca si no hubiera habido Bidasoa activa, eso no está escrito, pero conozco lo que ha pasado con su presencia. Ha sido una herramienta útil para el desarrollo socioeconómico, se ha adelantado a tendencias que luego han llegado a nuestro entorno, ha formado y orientado a muchas personas. Pero si alguien pensó que iba a ser una agencia de colocación, se equivocó. No lo es. Lo que ha hecho Bidasoa activa es ayudar a las agencias de colocación y, sobre todo a quien crea trabajo y riqueza, al tejido empresarial, al que se ha dedicado en cuerpo y alma para ayudarle a generar empleo».

En 1993 el Plan Estratégico de la agencia de desarrollo guió la actividad socioeconómica de la comarca «en una apuesta hacia el sector de la logística y hacia una diversificación económica mayor que la que había». Ahora, después de que en 2008 empezaran a temblar los aparentemente sólidos cimientos de la estructura económico-laboral actual, «queremos plantearnos nuevas políticas y líneas de acción más concretas y eficaces», apuntaba Altuna. «Debemos encontrar oportunidades en esta realidad cambiante teniendo presente que debemos conjugar el interés general y las necesidades de las empresas, hallar identidades significativas como comarca y abrirnos hacia el exterior».

Seis áreas de análisis

Para poder determinar esos objetivos de futuro, incluso plantear «una reestructuración de los departamentos actuales de la agencia», según avanzó Páez, el punto de partida debía ser, necesariamente, un diagnóstico exhaustivo de la realidad socioeconómica en el Bidasoa. El documento se encargó a una agencia externa y aunque el presidente decía que con él en la mesa «caben valoraciones subjetivas, lo que recoge son datos objetivos y hemos querido presentarlo de forma muy estadística para reforzar esa objetividad».

Seis áreas temáticas estructuran este análisis. La primera se refiere a las características poblacionales bidasotarras, que se presentan diferentes de las de su entorno inmediato. «El crecimiento vegetativo es superior a la media de Gipuzkoa y a la de Euskadi, tenemos un población más joven y con una tasa mayor de extranjeros». Así, «la población sigue creciendo, mientras que en otras comarcas decrece y, sin embargo, al igual que en aquéllas, el desempleo disminuye». Ha mejorado la formación respecto a la que existía hace un lustro y, eso sí, ha aumentado el número de personas que perciben prestaciones sociales.

En lo referido a empleo y contratación, desde 2013 se va reduciendo el paro mientras la afiliación a la seguridad social crece. «Pero aún no estamos ni mucho menos en los niveles previos a la crisis». Es una gráfica que se repite en varias magnitudes. La crisis que estalló en 2008 alcanzó su cénit en 2013 y desde entonces las cifras han empezado a mejorar pero sin regresar de momento a niveles de 2007. Ocurre también con la situación del tejido empresarial. En cada uno de los últimos tres años, se han abierto más empresas que las que han cerrado, pero hay menos que antes de 2008. 24.947 personas trabajan (83% en Irun, 17% en Hondarribia) en los casi 6.731 negocios que hay en la comarca, un 76% de ellos con uno o dos empleados y un 72% en el sector servicios.

El diagnóstico detalla en profundidad la situación por sectores: turismo, comercio, sector primario, logística, industria, industria creativa, servicios a empresas y servicios a personas, dibujando su evolución y afinando hasta en el número de empleos en cada uno.

También recoge el actual marco competencial, muy alterado, sobre todo por la revolución administrativa en Iparralde, tanto a nivel regional con Nueva Aquitania como en lo local con la Agglo Pays Basque, que en ambos casos han agrupado a las entidades más pequeñas con las que se relacionaba Bidasoa activa para desarrollar proyectos europeos. El estudio finaliza con un informe del entorno urbano económico. Presenta, por un lado, aquellas infraestucturas al servicio del tejido económico que no existían durante la redacción del Plan Estratégico del 93 (Ficoba, Mondragon Unibertsitatea, Kunsthal...), la evolución de las que sí y las que pueden llegar en el futuro, como los suelos para actividades que se esperan en Zubieta-Urdanibia y en el espacio ferroviario.

Partiendo de toda esta información «se ha redactado un informe DAFO para detectar debilidades, fortalezas y oportunidades que tiene actualmente la comarca», informó Páez.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate