Diario Vasco
Los irundarras están cumpliendo los objetivos fijados.
Los irundarras están cumpliendo los objetivos fijados. / F. DE LA HERA

El ZAISA-Txingudi retoma la liga desde la parte alta de la clasificación

  • El objetivo de acabar la primera fase entre los cuatro primeros va bien encaminado

  • Los irundarras solo han perdido dos partidos de los siete disputados

Un mes sin competición ha disfrutado el ZAISA-Txingudi, que mañana vuelve a la acción visitando al Nerbioi, a partir de las cuatro de la tarde. El equipo de Amurrio es octavo en la clasificación, con tres triunfos y cinco derrotas, por lo que el favoritismo recae en los irundarras, que están en la parte alta de la tabla.

Concretamente, cuando se ha cubierto la mitad de la primera fase, el equipo de Plaiaundi es tercero con cinco victorias y dos derrotas que le otorgan 25 puntos. 29 con un partido menos tiene el Elorrio y 34 el Arrasate. Éste y el Uribealdea (cuarto, 21 puntos y un partido más jugado) son los dos únicos equipos que han superado al ZAISA-Txingudi en el primer tramo de la competición. Esos dos partidos se disputaron lejos de Plaiaundi, campo en el que solo han ganado los de casa y por el que deberá pasar el Elorrio, el rival más peligroso en lo que queda de segunda fase.

El resto de rivales que le quedan al ZAISA-Txingudi en esta primera fase son de la parte baja de la tabla, por lo que a priori no debería haber problemas para alcanzar el primer objetivo de la temporada: cerrar la primera fase entre los cuatro primeros de este grupo y así entrar en la segunda fase en en el grupo que dará opción al ascenso.

Gaztedi (21 puntos y un partido más), Arratiko Zekorrak (19) y Zornotza (19) son los equipos que podrían inquietar al irundarra, aunque la diferencia de nivel entre unos y otros quedó patente en las tres victorias logradas por los hombres de negro en las tres primeras jornadas de manera contundente ante estos equipos, con marcadores de 49-11, 17-40 y 40-3.

Otra victoria contundente

Recuperando las sensaciones de aquellas primeras jornadas, 45-7 fue el resultado con el que el ZAISA-Txingudi se impuso a La Única en el último partido del año.

Los irundarras dominaron el partido de principio a fin, aunque les costó plasmarlo en el marcador. Abrió la cuenta Itoitz Martín y le siguieron Carlos Lora y Roberto García con sendas transformaciones de Ugo Poncini. Poco antes del descanso, Román Solís logró el cuarto ensayo que ya otorgaba el punto bonus ofensivo y esta vez Adur Manterola se encargó de la transformación para el 26-0.

El partido estaba perfectamente bien encarrilado pero el equipo navarro salió en la reanudación dispuesto a dar guerra y acortó distancias en el 26-7. La reacción duró poco porque el ZAISA-Txingudi respondió adecuadamente. Apenas cinco minutos después, Román Solís hizo el ensayo que transformó Ugo Poncini para el 33-7. Después Urko Genua firmó ensayo y transformación y el marcador de 45-7 se cerró con el ensayo de Javier Boes a tres minutos del final.

A pesar de la clara victoria, el ZAISA-Txingudi acabó el partido con la sensación de haber podido hacer más y de que incurrió en muchos golpes de castigo, por lo que deberá trabajar más su disciplina en el campo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate