Diario Vasco

El Pleno aprueba el Plan Especial Frontón Uranzu-Parque Sargia

Reforma. Trasera del frontón Uranzu y parque de la Sargia, desde donde se accederá a la instalación.
Reforma. Trasera del frontón Uranzu y parque de la Sargia, desde donde se accederá a la instalación.
  • La instalación se consolida en la Parte Vieja y tendrá entrada desde el parque

  • La ampliación y reforma del Uranzu derivará en cambios de planeamiento en Iparralde-Gal, donde se descartaría el frontón previsto inicialmente

El Pleno de la Corporación municipal, reunido el miércoles en sesión ordinaria, aprobó definitivamente y por unanimidad el Plan Especial de Ordenación Urbana Frontón Uranzu-Parque de la Sargiay remitirlo a la Diputacion Foral de Gipuzkoa. Este plan especial pretende «consolidar y reformar el frontón Uranzu, ampliando su perímetro y planteando el acceso a la instalación desde el propio parque de la Sarjia y no desde la calle Juncal», explicó el delegado de Urbanismo, Xabier Iridoy, quien justificó la propuesta «por el interés público». El ámbito de actuación aprobado tiene una superficie de 12.783 metros cuadrados, de los que el frontón ocupa 1.800. «Lo que se propone es ampliar la instalación, como máximo, hasta los 2.400 metros cuadrados, de forma que de una superficie actual del 14% del total, pasaría a ocupar un 18%, como máximo».

Mejora del entorno

La actuación posibilitará la construcción de una nueva entrada a la instalación deportiva desde el parque de la Sargia para mejorar tanto la accesibilidad del frontón como su conexión con el propio parque y con la calle San Marcial. «Hoy en día, el acceso se realiza por la calle Juncal, desde una acera estrecha y una cota distinta de la del frontón, por lo que la accesibilidad para asistir a los partidos y eventos que allí se celebran es realmente mejorable», comentó Iridoy. El Plan Especial tiene en cuenta las afecciones que se puedan producir en el arbolado actualmente existente junto al edificio.

El delegado de Urbanismo destacó la importancia de este plan, no sólo porque permitirá la remodelación del propio frontón, sino porque traerá consigo «la mejora sustancial de todo el entorno».

Los grupos de la oposición anunciaron su voto a favor de la propuesta, aunque con algunos matices. Tanto Sí se Puede Irun como EH Bildu, como PP se mostraron de acuerdo en consolidar el frontón en la Parte Vieja. La portavoz popular, Juana de Bengoechea, reiteró la preferencia de su grupo por haber proyectado la reforma de la instalación hacia la avenida de Navarra, de forma que hubiese tenido un acceso al segundo piso desde el citado vial. De Bengoechea expresó, asímismo, sus dudas sobre si la consolidación del Uranzu «es tal consolidación o es un mientras tanto», en referencia al planeamiento de Iparralde-Gal donde persiste un proyecto de frontón.

Oinatz Mitxelena, portavoz de EH Bildu, mostró más preocupación por los usos que se vayan a dar al futuro Uranzu y David Soto, de SPI, por «la pérdida de espacio verde, aunque es necesaria».

Miguel Ángel Páez, portavoz del grupo socialista, quiso despejar las dudas sobre la consolidación del Uranzu, que «será el frontón de referencia que Irun se merece», dijo. «El tiempo pasa, las circunstancias han cambiado y tenemos que hacer frente a esta modificación».

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, en rueda de prensa celebrada ayer, quiso dejar claro que la idea básica del equipo de Gobierno «es consolidar el frontón Uranzu. No estamos planteando una inversión de 4,5 millones de euros para que éste sea un frontón de transición», dijo. «La mejora y la ampliación que vamos a llevar a cabo nos va a permitir tener un frontón moderno, con más capacidad, más seguridad y una polivalencia que dará mejor servicio al mundo de la pelota y a todos los ciudadanos».

El alcalde quiso aclarar, asimismo, que la consolidación del Uranzu «significa que el frontón que teníamos previsto en Iparralde-Gal, está sujeto a revisión. Nuestra intención, en el momento en que corresponda, es que el frontón desaparezca del planeamiento de Iparralde-Gal. Tendremos que abrir una reflexión sobre los cambios que habrá que incorporar en ese ámbito, derivados de la nueva situación, tanto desde el punto de vista económico, como desde la consolidación del frontón en la Parte Vieja. El primer cambio que vamos a plantear en Iparralde-Gal es que el frontón allí ya no tendrá sentido, porque consolidamos el Uranzu con una inversión muy fuerte que le permitirá tener una larga vida por delante».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate