Diario Vasco
Delegada. Lourdes Larraza, responsable de la Policía Local.
Delegada. Lourdes Larraza, responsable de la Policía Local. / F. DE LA HERA

La Policía Local inicia un proceso de cambio hacia un modelo de proximidad

  • El objetivo es establecer una relación más cercana entre los agentes y la ciudadanía y fortalecer la presencia preventiva en la vía pública

La Policía Local de Irun ha iniciado un proceso de cambio hacia un modelo de proximidad, más cercano a la ciudadanía, que fortalecerá su presencia preventiva en la vía pública. Este proceso, que acabará de completarse en 2018, está dando ahora sus primeros pasos, con una reflexión estratégica en la que se analizan las necesidades organizativas para abordar el cambio.

«El proceso que hemos iniciado tiene un objetivo claro: la implantación de un modelo de proximidad», explicaba la delegada de Policía Local, Lourdes Larraza. «Queremos posibilitar una transición ordenada del modelo policial reactivo clásico actual hacia un modelo organizativo de policía más cercano a las problemáticas ciudadanas y en permanente adaptación a las demandas de la sociedad».

Para alcanzar este objetivo, es necesario establecer una nueva estructura organizativa de los efectivos de la Policía Local (alrededor de 100 agentes) más próxima a la ciudadanía, «a través de métodos de interactuación directa, estableciendo técnicas de mediación y resolución de conflictos, así como un diseño de foros, en los que se encauce la participación ciudadana en cuestiones de convivencia y seguridad pública», añadía la delegada.

El fortalecimiento de la presencia preventiva de la Policía Local en la vía pública es una de las fórmulas incluidas en el proceso de cambio para «mejorar la percepción de seguridad y posibilitar una mayor cercanía, que permitirá trabajar y concienciar en aspectos ligados con la convivencia y el civismo».

Disponer de un uso eficiente de los recursos policiales y humanos, fomentar la presencia de la Policía Local en los barrios y potenciar una mayor y mejor coordinación con otros cuerpos policiales que tienen competencias en seguridad son algunos de los objetivos contemplados en el proceso. «Éste no es un cambio que se pueda implantar de la noche a la mañana, sino que llevará tiempo y pasará por diferentes etapas», reconocía Lourdes Larraza.

Para llevar adelante el proceso, la Policía Local contará con el apoyo de la empresa Sabico, «que nos aportará asesoría y ayuda técnica», apuntaba la delegada. «En este momento, Sabico nos ayuda a realizar la reflexión estratégica, pero también nos asesorará en las fases posteriores que serán el diseño de acciones y su implementación en el tiempo, hasta establecer el nuevo modelo».

En tres fases

En la actualidad, la Policía Local está inmersa en la primera fase del proceso: la reflexión estratégica. «Estamos realizando un análisis exhaustivo de la situación actual del servicio. Analizamos la estructura organizativa, la distribución de horarios y calendarios, las quejas y sugerencias que nos llegan, las memorias y estadísticas, la reciente encuesta que hicimos en junio sobre la Policía Local...», comentaba Larraza.

Tras este paso inicial, se diseñarán las acciones que han de llevarse a cabo para adecuar el servicio. Por último, la tercera fase consistirá en la implementación y desarrollo de las acciones diseñadas. En cuanto a los tiempos marcados, la fase inicial estará terminada a finales de diciembre y el diseño e implementación de las acciones re realizará entre 2017 y 2018.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate