Diario Vasco

El proyecto de presupuestos de 2017 trata de alcanzar «el máximo consenso»

El borrador de presupuestos del Ayuntamiento de Irun será debatido en Pleno en diciembre.
El borrador de presupuestos del Ayuntamiento de Irun será debatido en Pleno en diciembre. / F. DE LA HERA
  • Las cuentas municipales, que se llevarán al Pleno en la última semana de diciembre, superan los 72 millones de euros, con un incremento del 3,41% con respecto a las de 2016

El delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez, ofreció ayer los detalles del proyecto de presupuestos para 2017, que asciende a 72.161.341 euros, lo que supone un 3,41% de incremento con respecto a las cuentas del presente año. «La renovación del compromiso para estar cerca de las familias y personas que lo están pasando peor, la apuesta por las empresas y emprendedores que arriesgan para poner en marcha nuevas actividades económicas en Irun y el refuerzo de los servicios municipales, allá donde sea posible» son, según señaló Páez, las directrices por las que se ha regido el proyecto.

A los 72.161.341 euros del presupuesto del Ayuntamiento, hay que sumar la cantidad de 3.826.472 euros, correspondiente a las sociedades y entidades públicas (Agencia de Desarrollo del Bidasoa, Sociedad Pública de Vivienda-Irunvi, Blaia-Servicios Funerarios Municipales y Consorcio Trasfronterizo Bidasoa Txingudi), lo que hace un total de 75.987.813 euros.

Gastos corrientes

El delegado de Hacienda explicó que el crecimiento en el presupuesto de 2017 está relacionado con «el aumento en el gasto corriente de varias partidas, entre ellas la de los empleados municipales, que este año ha aumentado 800.000 euros, derivados de la masa salarial de los años en los que se aplicó la congelación y de la estimación del aumento del 1% para 2017». Las nuevas contrataciones que se van a producir el próximo año, sobre todo para atender a políticas sociales, la actualización de contratos ya existentes, la apertura de nuevos equipamientos como el CBA y los gastos ordinarios de mantenimiento, a los que se incorporan nuevas urbanizaciones, son otros factores que han contribuido al incremento presupuestario.

Entre las partidas referidas a políticas sociales, Páez citó los programas del Servicio Ayuda a Domicilio (1.370.000 euros) y de la Residencia Municipal (2.415.935) y las Ayudas de emergencia (777.000) y entre las correspondientes al mantenimiento de la ciudad, las de parques y jardines (2.131.885 euros), alumbrado público (1.903.304), transporte urbano (1.040.040) y servicio de limpieza viaria (3.942.270).

Inversiones y deuda

El capítulo de inversiones para 2017 alcanza la cifra de 7.672.010 euros. La mayor parte del montante corresponde a los compromisos con inversiones plurianuales, tales como la primera fase del carril bici y paseo peatonal entre Azken Portu y Behobia (1.431.000 euros), las reformas del frontón Uranzu (1.300.000) y del Club de Tenis Txingudi (800.000) y las reurbanizaciones de las calles San Marcial (650.458), Pío Baroja (415.000) y Hondarribia (300.000) y de la rotonda de Juan Wollmer (300.000). «Las cifras del proyecto de presupuestos vienen a confirmar las inversiones plurianuales comprometidas en el Programa de Gobierno que tenemos firmado hasta 2019», explicó el delegado de Hacienda.

Páez se refirió también a la evolución de la deuda del Ayuntamiento de Irun (un 7%, en la actualidad) y confirmó que, a lo largo del año 2017, se terminarán de amortizar varios préstamos anteriores a 2009, lo que permitirá reducir la carga financiera en alrededor de 1,2 millones de euros para 2018. «Seguimos trabajando en la reducción de la deuda», dijo Páez. «Es una política que llevamos aplicando desde el inicio de la crisis. A esto contribuye que desde el año 2009 no hayamos tenido que ejecutar ninguna operación de préstamos. La política del gasto corriente y de nuevas inversiones se está llevando a cabo con la capacidad de ahorro del propio Ayuntamiento».

Los ingresos

En cuanto a los ingresos, el más importante continúa siendo el procedente del Fondo Foral de Financiación Municipal (61%). «Se realiza después de la recaudación de impuestos que se hace desde la Hacienda Foral», explicó Páez. «Nosotros tenemos una previsión de 38.950.000 euros. En este apartado, hemos retenido 500.000 euros que no van a estar contemplados como ingreso, por una cuestión de precaución. Durante el último trimestre, la Hacienda Foral nos ha comunicado que los ingresos no han estado a la par de sus previsiones y, en el caso de Irun, tenemos que hacer una devolución cercana a los 600.000 euros, por lo que vamos a mantener ese criterio de prudencia».

El delegado de Hacienda recordó, además, que el presupuesto de 2017 ya incorpora «las actuaciones más votadas y que han sido seleccionadas en el proceso de presupuestos participativos, para los que se destinaron 1,5 millones de euros».

El borrador de las cuentas para 2017 se ha elaborado «en la línea de seguir haciendo de Irun una ciudad para vivir y trabajar», aseguró Paéz, quien subrayó su voluntad, «como viene siendo una constante en cada ejercicio, de llevar el máximo consenso posible al Pleno. De hecho, reservamos una cantidad importante (473.000 euros) para propuestas que se puedan presentar. Queremos llegar a acuerdos con todos los grupos políticos municipales, de manera que podamos enriquecer este presupuesto». El documento ya ha sido entregado a los grupos políticos con representación municipal, que tienen de plazo hasta el 16 de diciembre para registrar sus enmiendas. El Pleno de presupuestos se celebrará en la última semana del mes de diciembre y el próximo jueves se realizará en el CBA una presentación pública del proyecto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate