Diario Vasco

Las mejores clases de Historia

La sala de conferencias del Amaia se ha llenado en cada sesión y alguna hubo que duplicarla.
La sala de conferencias del Amaia se ha llenado en cada sesión y alguna hubo que duplicarla. / F. DE LA HERA
  • 260 alumnos de cinco centros asistirán a distintas proyecciones de la Sección Educativa del Ficab de este año

La relación con los centros educativos se ha impulsado con fuerza desde el principio en el Museo Oiasso, donde el Departamento de Educación y Acción Cultural (DEAC) organiza, entre otras muchas cosas, talleres y visitas para centros escolares que constituyen la principal fuente de visitantes al cabo del año. Las responsables de ese departamento de Oiasso, Itxaso Bikuña e Idoia Castro, se han empeñado en que esa vertiente educacional estuviera presente también en el Ficab y han encontrado la colaboración interna y externa necesaria para lograrlo.

El pasado año se puso en marcha la Sección Educativa, pero según Castro, «fue un primer paso. Ha sido este año cuando hemos trabajado como queríamos hacerlo: con la colaboración del Berritzegune para tener en cuenta los programas escolares de este curso, poniéndonos en contacto con los centros con antelación, reuniéndonos con los profesores para saber qué les interesaba...» Llevan desde septiembre desarrollando el programa (antes no, porque hay que esperar a ver qué películas recibe el Ficab) y el resultado son cuatro sesiones en las que participan un total de 260 alumnos de cinco centros de Bidasoa y Oarsoaldea (Toki Alai, Txingudi, Pío Baroja, San José y Oiartzo Ikastola de Errenteria).

Seguir creciendo

Así, la sección ha mejorado para incluir «contenidos que atinen con lo que a los centros les conviene. Una vez elaborado el programa, cada centro ha decidido, a qué le interesaba venir: una sesión, una parte de ella o varios días», apunta Castro. «Además, los profesores han tenido la oportunidad de ver los documentales con antelación e ir preparando las clases previas para aprovechar mejor las proyecciones».

La mejora es sustancial, pero no acaba aquí. «Tenemos muchas ideas que nos gustaría poner en marcha, pero queremos mantener el modelo del Ficab, sin precipitaciones, con pasos firmes y seguros». Bikuña pone como ejemplo una posible vía de mejora . «El martes tuvimos al periodista Iñaki Leturia, que acudió a la proyección de un documental de su programa en ETB, Teknopolis. Mañana, participará Mertxe Urteaga», la directora del Museo Oiasso y del Ficab. «Queremos añadir este tipo de intervenciones a las proyecciones porque nos parece muy interesante que los alumnos tengan la oportunidad de preguntar, pero si avanzamos en esa línea tiene que ser en colaboración con los profesores para enfocarlo de forma que ellos consideren que tiene un interés». A los docentes, por cierto, ambas les dedican palabras de agradecimiento porque «han mostrado muchísimo interés. Hacen un gran esfuerzo, dedicándole horas de su propio tiempo».

Con todos esos mimbres, la Sección Educativa del Ficab acaba por ser todo un lujo para alumnos y enseñantes. Permite reforzar los temas que se tratan en clases de historia (o de latín, o de arte...) con un lenguaje, el audiovisual, más familiar para los jóvenes. También es una oportunidad para fomentar las versiones originales subtituladas, «que en Europa están cada vez más extendidas, aunque aquí se nos siga haciendo raro», y para que los jóvenes vean el género del documental como algo interesante y que merece la pena ver.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate