Diario Vasco

Comercios locales incorporan el marketing digital a través de Irun Lab

Taller. Los participantes en el taller con el delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez.
Taller. Los participantes en el taller con el delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez. / F. DE LA HERA
  • El programa de formación se enmarca en el Pacto por el Empleo y tiene por objetivo impulsar la innovación en el tejido comercial de la ciudad

  • Diez establecimientos han participado en un taller organizado por el Ayuntamiento

Diez comercios locales han participado en un taller de marketing digital, organizado por el Ayuntamiento de Irun, dentro del programa Irun Lab, que tiene por objetivo incorporar innovación y creatividad en el tejido comercial irunés. Floristería Dana, Elitxu Opariak, Pinturas Muriel, Kolon Menaje, Skinsens Dermocosmética, 22 Academy, Uno Más Peluquería Canina, Lortu Akademia, La Fábrica de Migas y Saborea Slowfood son los establecimientos que han tomado parte en esta iniciativa, que ha permitido incorporar herramientas de comunicación y marketing online a su trabajo diario.

Los responsables de los diez establecimientos, acompañados por los expertos que han impartido la formación y por el delegado de Impulso de Ciudad del Ayuntamiento, Miguel Ángel Páez, presentaron ayer el resultado de este trabajo, enmarcado en el Pacto por el Empleo-Irun Ekintzan.

«El proyecto ha consistido en acercar el marketing online a los establecimientos locales, una alternativa muy de actualidad para ganar visibilidad en el mercado», explicaba Páez. «Los responsables de estos comercios han introducido en su día a día estas técnicas con resultados interesantes, ya que les ha permitido, por ejemplo, estar activos en redes sociales aumentado sus posibilidades de llegar a nuevos clientes».

En una primera fase, un total de 26 establecimientos iruneses participaron en las dos jornadas de presentación. Tras analizar la información proporcionada por los comerciantes, se seleccionaron diez comercios que de la mano de Carmen Arrazola (Imaginacción) y Arkaitz Sukuntza (Tapuntu) recibieron sesiones individuales de asesoramiento y seguimiento para el desarrollo de un plan personalizado de marketing y comunicación digital.

Abiertos en la red

Durante el desarrollo de estas sesiones, cada comercio diseñó su propio plan de acción en la red. «Hemos trabajado con cada comercio, según sus posibilidades y necesidades», comentaba Arkaitz Sukuntza, mientras Carmen Arrazola apuntaba que «la digitalización ha sido una excusa para hacer una reflexión en profundidad de cada establecimiento».

Las estrategias digitales diseñadas tienen como objetivo «que la presencia de los comercios en la red sea de coherente y efectiva». Entre los aspectos que han trabajado, se encuentran «el estudio de su público objetivo, el tipo de contenidos que deben crear y su plan para la difusión». Una vez que se han definido las estrategias, los propios comerciantes deberán seguir trabajando para alcanzar los objetivos planteados.

Como resultado de estos primeros movimientos, se puede observar una mejora en los perfiles en redes sociales y un aumento del número de seguidores en las cuentas de los comercios. A día de hoy, los diez establecimientos participantes en el taller se encuentran también en Google Maps, con su correspondiente información.

Los comerciantes expresaron ayer su agradecimiento por lo aprendido en el taller. «Para mí, ha sido un regalo lleno de ideas y propuestas para hacer más visible mi negocio y mi forma de trabajar», comentaba Sandra Castro, de Uno Más Peluquería Canina. Juan Rabadán, de Pinturas Muriel, por su parte, señalaba que «hemos aprendido a dar importancia al marketing presencial y sobre todo al digital, que teníamos un poco abandonado, y a programarlo y planificarlo».

Miguel Ángel Páez recordó que el taller se organizó «a petición del sector. Hemos programado talleres en otras ocasiones y seguiremos haciéndolo en el futuro, porque el dinero gastado en estas acciones está bien invertido. Así como las grandes corporaciones lo pueden hacer, el pequeño comerciante muchas veces no tiene la capacidad o el tiempo suficiente como para abrir la persiana cada día, atender su negocio y acceder a una formación».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate