Diario Vasco

En el origen de los Caminos del norte

Oficial y popular. Todos los grupos políticos municipales y muchísimos irundarras participaron del homenaje a Jacobi en el Ayuntamiento.
Oficial y popular. Todos los grupos políticos municipales y muchísimos irundarras participaron del homenaje a Jacobi en el Ayuntamiento. / F. DE LA HERA
  • El acto, celebrado en la Sala Capitular, sirvió para repasar la actividad de esta entidad y concederle una reproducción de la columna de San Juan Harri

  • El Ayuntamiento rindió homenaje a la asociación local Jacobi por sus 15 años revitalizando la cultura jacobea

¿Sabe que el Camino de Santiago pasa por Irun? Qué diferente sería la respuesta a esta pregunta si la diera un irundarra del año 2000 o si contestara uno de los de ahora. El trabajo que desde tantos frentes se ha llevado a cabo en las últimas tres décadas para revitalizar la ruta jacobea tiene mucho que ver, pero en lo puramente local, es obligado señalar con el dedo a una entidad. Jacobi, la Asociación Jacobea de Irun, dio sus primeros pasos en 2001, entonces aún como delegación en la ciudad de la agrupación guipuzcoana. Su trabajo durante tres lustros no ha pasado desapercibido. Flechas amarillas junto a conchas de vieira aparecieron en las calles, actividades ligadas al Camino surgieron llenando un vacío que la ciudad no sabía que tenía y, quizá lo más evidente e importante, llegaron los peregrinos, sabedores de que existía un albergue en el que podían hacer noche.

Para dar todos esos pasos, y muchos otros más, Jacobi ha contado con el Ayuntamiento como quien, camino a Santiago, se ayuda de su bastón, pero es la asociación la que ha movido las piernas. Así lo reconoció el viernes el Consistorio con un homenaje de carácter oficial en el que representantes de todos los grupos municipales arroparon a los miembros de Jacobi como la capa con esclavina al peregrino.

Una tradición recuperada

Después de que la delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre, iniciara el acto con palabras de agradecimiento y bienvenida, el miembro de Jacobi e historiador, Aitor Puche, realizó un breve pero exhaustivo recorrido por la relación que a lo largo de la historia han mantenido Irun y el Camino de Santiago, desde los orígenes de la peregrinación hasta la actualidad, recordando que es el punto de origen de los llamados Caminos del norte y subrayando claves como el Hospital Santa Margarita, que atendía a los peregrinos; la protección que éstos buscaban en la patrona local o el actual albergue que gestiona Jacobi.

El alcalde, José Antonio Santano, volcó su discurso en el descomunal trabajo de Jacobi en estos quince años, «una labor silenciosa y voluntaria que hace que, como alcalde, me sienta orgulloso de la trayectoria de esta asociación. Merecía el reconocimiento de la ciudad y aquí estamos, todos los grupos políticos de este Ayuntamiento, en la casa de todos los irundarras, para ofrecérselo». Como no podía ser de otra manera, identificó el buen hacer de la entidad con un nombre propio, el de Demetrio Grijalba, «porque es uno de los grandes valedores» de todo lo que en el municipio ha ocurrido ligado al Camino. Sin embargo, no negó «la suerte que ha tenido Demetrio por poder contar con tantos y tan buenos colaboradores» entre los que citó «a Juanjo Iguiñiz, Marina Francés y María Jesús». No olvidó tampoco a Josin Galzacorta, quien ha asumido el reto de presidir la entidad tomando el relevo de Grijalba, que ha estado al frente desde su fundación, y le deseó mucha suerte y una pronta recuperación de los problemas de salud que le impidieron acudir al acto.

Por parte de Jacobi fue precisamente Demetrio Grijalba quien tomó la palabra. Fue generoso a la hora de compartir los méritos acumulados por esta entidad a lo largo de los años, asumiendo que lo realizado no hubiera sido posible «sin la ayuda del Ayuntamiento, por supuesto, ni el trabajo de los miembros y de tantos colaboradores», entre los que citó a «voluntarios, parroquias locales, empresas, asociaciones, sociedades, incluso clubes deportivos... Y seguro que me estoy dejando a alguien», confesó.

Recordó el origen, «dos personas en el antiguo hospital», para dibujar una trayectoria absolutamente impresionante en lo cualitativo y lo cuantitativo. La intención de Jacobi «siempre fue ser útil a la comarca para facilitar información en torno al Camino» y esa vocación se acabó concretando en tres líneas de acción perfectamente cubiertas: «la social, con la puesta en marcha y el mantenimiento del albergue de peregrinos; la cultural, con la información a quienes quieren emprender el Camino y con las Semanas Jacobeas; y la de mejorar el estado y la señalización al paso del Camino por Irun, tanto en la ciudad como en la zona rural, para que los peregrinos no se nos despisten». Aprovechó, eso sí, para recordar al primer edil, que «el albergue sigue teniendo unas instalaciones un poco precarias y ya va siendo hora de tener un albergue como Dios manda».

El acto, al que acudieron prácticamente un centenar de personas, concluyó con un intercambio de obsequios. El Ayuntamiento otorgó a Jacobi una reproducción del San Juan Harri y la asociación correspondió con una vieira de plata que reconocía la colaboración que siempre ha encontrado en el Consistorio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate