Diario Vasco

Los usuarios del contenedor marrón pagarán un 4% menos que en 2012

Separación de residuos. Hilera de contenedores en la calle San Marcial.
Separación de residuos. Hilera de contenedores en la calle San Marcial. / FLOREN PORTU
  • Servicios de Txingudi instalará nuevas cerraduras para verificar que el contenedor se utiliza un mínimo de tres veces al mes

  • La subida de tasas será menor para quienes participen en la recogida selectiva

Las familias que colaboren en 2017 con la separación de la materia orgánica pagarán en su recibo de la basura un 4% menos de lo que pagaban hace cinco años, a pesar de la subida de las tasas prevista para el próximo año. Servicios de Txingudi ha recordado que el recibo de la basura «registró descensos consecutivos en los años 2014, 2015 y 2016 para los usuarios del contenedor marrón».

Fue en 2013 cuando este sistema de recogida de materia orgánica comenzó a extenderse en la comarca del Bidasoa, quedando totalmente implantado al año siguiente. La Mancomunidad de Servicios de Txingudi comenzó, en 2014, a aplicar una bonificación a quienes colaboraban con la separación de la materia orgánica, aplicándoles una tasa más reducida «con el objetivo de incentivar la participación».

De este modo, «el recibo de la basura bajó un 1% en 2014, un 4% en 2015 y un 2,98 % en 2016, situando la tasa para los participantes de la recogida selectiva de orgánico a niveles inferiores a lo que pagaban en 2012». En base a los datos difundidos por la Mancomunidad, en 2012 la tasa anual de basuras ascendía a 126,57 euros. En 2017 será de 124,48 euros para los usuarios del contenedor marrón, mientras que quienes no participen en la recogida selectiva deberán abonar 172,84 euros. Si bien el año que viene las tasas aumentarán un 3,8% (0,41 euros mensuales) para los primeros, «seguirán estando por debajo de lo que abonaban en 2012».

Servicios de Txingudi afirma que su intención con esta política de tasas «es que los ciudadanos colaboren con la separación de la basura, contribuyendo con ello a reducir notablemente el precio que Servicios de Txingudi debe abonar por el tratamiento y vertido de los residuos y favoreciendo al máximo su reciclaje para minimizar el impacto que su eliminación tiene sobre el medioambiente».

Actualmente, un total de 17.055 familias de Irun y Hondarribia están apuntadas al contenedor marrón, algo más de la mitad de todos los contratos existentes en la comarca. Asimismo, otras 679 familias practican el autocompostaje.

Control del uso

La novedad para 2017 es que Servicios de Txingudi podrá controlar el uso efectivo del contenedor para materia orgánica, a diferencia de lo que venía ocurriendo hasta ahora en que bastaba con estar inscrito para beneficiarse de la tasa reducida. Durante el primer trimestre de 2017 está previsto instalar nuevas cerraduras electrónicas que registrarán el número de veces que se utiliza el contenedor marrón. La Mancomunidad ha establecido un número mínimo de veces que se deberá usar para que se pueda aplicar al usuario la tasa bonificada.

Como norma general, se considerará que se hace un uso efectivo del contenedor marrón cuando se utilice un mínimo de tres veces al mes (en días diferentes) durante un trimestre. También se establecerá un número mínimo de meses durante un año en los que será necesario utilizarlo para acceder a las bonificaciones, que será diferente en función del número de meses que la familia en cuestión lleve apuntada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate