Diario Vasco
Cavero en su primer año en el primer equipo y en una foto del curso pasado.
Cavero en su primer año en el primer equipo y en una foto del curso pasado. / F. DE LA HERA

Iñaki Cavero se hace mayor

  • El irundarra, con dieciocho goles y un 75% de acierto, es el jugador más efectivo del Bidasoa en el arranque liguero

  • El extremo está jugando su mejor balonmano en la Liga Asobal

Y después de los porteros, aparece él. «2 zenbakiarekin, ¡Iñaki Cavero!» Artaleku ruge. Es uno de los jugadores más queridos por la afición. Su niño mimado. Pero el niño se ha hecho mayor. Seguro que en el año 2008, cuando se proclamó campeón del Memorial Eduardo de la Puente con El Pilar y le nombraron mejor jugador del torneo, no se lo podía imaginar. El mundo del deporte profesional es muy complicado, pero él lo ha conseguido. Juega con el equipo de su ciudad, con los colores de toda la vida, el amarillo y azul de El Pilar y del Bidasoa, y en su cuarta temporada como jugador del primer equipo, está siendo una de las revelaciones del curso.

No hay más que mirar sus actuaciones. A lo que dicen los números. La Liga Asobal destacó su golazo de rosca contra el Ademar de León en la tercera jornada, marcó el 26-26 en el partido contra el Puerto Sagunto, cuando el choque estaba más que caliente, y en la victoria del sábado pasado ante el Granollers consiguió tres goles de bella factura. Al contraataque, robando la cartera a un rival y sin ángulo desde su extremo. Desde esa esquina derecha que tantas alegrías le da.

Con los tres tantos ante los catalanes sumó dieciocho en liga. Y eso que solo ha lanzado veinticuatro veces a portería. Este 75% de acierto le hace ser el jugador más efectivo del Bidasoa-Irun.

«Trabajo para segur así»

Iñaki Cavero cuenta que «me estoy encontrando muy bien esta temporada, estoy muy a gusto y confiado en la pista. Las cosas me están saliendo y en lo único en lo que pienso es en seguir trabajando para ir hacia arriba». De la marcha del equipo, que ya ha sumado nueve puntos y tiene cinco de ventaja sobre el descenso, cuenta que «estamos muy motivados y el equipo cada vez va a más. Estamos trabajando mucho en los entrenamientos y eso está dando sus frutos. Estamos jugando a gusto y la renta que tenemos con el descenso nos permite jugar sin ninguna presión los partidos».

Iñaki Cavero no ha podido descansar este fin de semana porque ha estado con la selección española júnior, pero seguro que está al cien por cien para el partido del viernes en Guadalajara.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate