Diario Vasco
Hernáez en el choque contra el Socuéllamos.
Hernáez en el choque contra el Socuéllamos. / F. DE LA HERA

La ineficacia a domicilio deja al Real Unión en novena posición

  • El equipo entrenado por Asier Santana empató el martes en Zamudio y acumula seis partidos sin ganar como visitante

  • Los irundarras reciben mañana en Gal al Bilbao Athletic (16.00)

La enfermedad está detectada. El Real Unión ha mostrado muchas de sus virtudes, pero su dolencia le está impidiendo encadenar triunfos y mantenerse en la parte alta de la clasificación. Con el empate del martes en Zamudio, ante el colista del grupo segundo, ya son seis los partidos que acumula el conjunto irundarra sin ganar lejos del Stadium Gal.

Tras el empate del sábado en Irun contra el Socuéllamos, el partido en tierras vizcaínas quedó marcado en el calendario. Había que ganar por muchas razones. Para cortar las dos jornadas seguidas sin sumar de tres en tres, para seguir con los de arriba y para romper la mala racha a domicilio.

El Real Unión hizo una buena primera parte, pero la segunda fue para olvidar, el Zamudio se adelantó en el marcador y los unionistas solo pudieron rescatar un punto.

Mensajero, Real Sociedad B, Gernika, Fuenlabrada, Toledo y Zamudio han sido los equipos que han recibido a los de Irun en su campo. Dos están en puestos de descenso, uno en el de promoción, otro peleando por escapar de la quema y los toledanos son los líderes. Cuatro empates y dos derrotas ante estos conjuntos, es decir, solo cuatro puntos de dieciocho posibles, es un botín demasiado pequeño.

Así las cosas, los hombres de Asier Santana son novenos después de haber disputado doce jornadas. Con los dieciocho puntos que han conseguido no están lejos del cuarto clasificado, que es el Bilbao Athletic con veintiuno, pero el tercero, el Rayo Majadahonda, ya está a más de un partido.

Los majariegos ocupan el tercer puesto con veintidós puntos, el Albacete es segundo con veintidós y el Toledo es líder con veinticuatro.

Partido importante

Tras la derrota en Toledo y los empates contra el Socuéllamos y el Zamudio, el partido de mañana en el Stadium Gal contra el Bilbao Athletic adquiere mayor relevancia.

Una victoria permitiría recuperar la maltrecha moral de los unionistas y, lo más importante, volver a estar cerca de los puestos cabeceros. Pero no ganar supondría el cuarto encuentro sin perder y otro paso atrás en la pelea por una de las cuatro primeras posiciones. El Real Unión no atraviesa su mejor momento, pero le dará la vuelta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate