Diario Vasco

Una historia de miedo que comenzó en un bidegorri

Todo empezó en un escenario, como no podía ser de otro modo, de película de terror: un camino entonces no muy bien iluminado, donde la maleza se te echaba encima en algunos tramos, y bajo la lluvia. Era 2004, y ya entonces el resultado «superó nuestras expectativas. Vino un montón de gente», recuerda Iñaki García. Hace trece años el Pasaje del Terror iniciaba su andadura en el bidegorri de Santiago, donde se celebraron sus primeras ediciones. Evitar las inclemencias metereológicas, como sucedió aquel primer año o en 2011, cuando fue necesario suspender el espectáculo, fue uno de los factores que contribuyó al traslado a Ficoba. «Esto lleva mucho trabajo detrás y es una pena que tenga que suspenderse por razones climatológicas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate