Diario Vasco
Un instante del derby disputado en el anexo de Gal.
Un instante del derby disputado en el anexo de Gal. / F. PORTU

El balón no quiso entrar en el derbi entre Real Unión B y Hondarribia

  • Los hondarribitarras se quedan décimos en la clasificación y los irundarras están dos puestos más atrás

Se podría pensar que un partido que acaba en 0-0 ha sido insulso, pero no es el caso del partido que el Real Unión B y el Hondarribia disputaron en el anexo de Gal con buena afluencia de espectadores.

Como es habitual en este derbi, hubo tensión y piques, pero esta vez sin salirse del marco de la deportividad, hecho que incluso el árbitro alabó al término del encuentro. Lo que no pudo aplaudir fue la puntería o el acierto de los dos equipos, puesto que el marcador no se movió después de los noventa minutos y con el 0-0 final cada equipo recogió un punto que sus entrenadores valoran de distinta manera.

Para Joseba Roteta, «el resultado del partido no es como para estar contentos, porque veníamos de una mala racha y necesitábamos los tres puntos». El entrenador unionista considera que fue un partido «bonito para ver aunque no hubiera goles». Y le extraña porque «lo normal hubiera sido un resultado amplio, ya que nosotros tuvimos tres-cuatro ocasiones claras y ellos, dos. Defensivamente los dos estuvimos con algunas dudas pero al final el marcador no se movió».

Roteta reconoce que «ganar nos hubiera venido bien para la moral. Podíamos haber cortado la racha y además ahora nos viene un calendario complicado», teniendo que enfrentarse en las tres próximas semanas a tres de los cuatro primeros clasificados de la División de Honor Regional.

El filial unionista volverá a jugar como local y de nuevo lo hará el domingo, día en el que recibirá en el anexo al Anaitasuna. «Es un partido en teoría difícil, aunque ellos vienen de perder dos partidos en poco tiempo». Pese a ello, el próximo rival de los irundarras se mantiene en cuarta posición, mientras que con el punto sumado en el derbi, el propio Real Unión B es duodécimo, con nueve puntos tras ocho jornadas.

Diez tiene el Hondarribia, que es el equipo del grupo con más empates, cuatro. El cosechado en Gal supo bien porque Javier Garmendia destaca que «el Unión es un buen equipo, que puede ganar a cualquiera y nosotros conseguimos mantener la portería a cero y tuvimos algunas ocasiones».

Se refiere sobre todo a los balones que sus jugadores estrellaron en los postes y larguero de Gal. «En poco tiempo Xabi remató, despejó el portero y fue al larguero. Y luego tuvimos otro larguero de Borja». Eso en el primer tiempo «y después no tuvimos muchas más ocasiones claras», aunque Sancho estrelló otro balón en la madera, ya en el segundo tiempo.

Garmendia considera que «estuvimos bien» pero no quiere conformarse con el punto porque «venimos de dos empates seguidos en partidos donde podíamos haber ganado. Para hacer buenos esos empates necesitamos ganar».

Tendrá oportunidad de hacerlo este mismo sábado en Hondartza, cuando a las 15.45 se medirá a un Ordizia al que actualmente aventaja en dos puntos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate