Diario Vasco

Al parón con la moral por las nubes

Azkue volvió a jugar en Artaleku y demostró que está a un gran nivel.
Azkue volvió a jugar en Artaleku y demostró que está a un gran nivel. / F. DE LA HERA
  • El equipo entrenado por Jacobo Cuétara le ganó al Granollers y se coloca en octava posición y a solo tres puntos del cuarto

  • El Bidasoa recupera su estatus en la Asobal con un trunfo de prestigio ante el cuarto clasificado

El entrenador del Bidasoa-Irun, Jacobo Cuétara, quiso rebajar la euforia tras el partido del sábado en Artaleku. Lo cierto es que es difícil lograrlo después de un encuentro en el que los irundarras le ganaron a todo un equipazo como el Granollers, el cuarto clasificado de la Liga Asobal, en un pabellón que rozó el llenó y que volvió a vibrar con sus jugadores.

El técnico apuntó una vez concluido el encuentro que «estamos muy contentos, pero hay que estar tranquilos. Estamos compitiendo muy bien y seguimos creciendo, pero quizás hayamos sacado más puntos de los que nos corresponden por el nivel que tenemos y hay que tener cuidado con las expectativas que se crean».

No le falta razón a Cuétara, pero tras la victoria ante el Granollers la afición se puede permitir dos semanas de orgullo bidasotarra. Dos semanas de poder sacar pecho porque su equipo acumula dos triunfos consecutivos en liga y lleva seis encuentros, contando el copero contra el Alcobendas, sin perder.

Los buenos resultados tienen su reflejo en la clasificación y el Bidasoa, aunque nadie se lo crea, está a solo dos puntos de las posiciones que permiten jugar la próxima campaña en Europa. Los números no engañan y esa es la realidad.

Aun así, el objetivo claro del equipo es otro. Conseguir la permanencia y asentarse en la Liga Asobal debe ser la meta de un club que lleva demasiados años de ostracismo.

Los nueve puntos cosechados tras nueve jornadas colocan a los de amarillo en octava posición. El Puerto Sagunto, que es quinto, tiene once puntos. Diez han sumado el Anaitasuna y el Villa de Aranda. Y por detrás de arandinos y navarros aparece el equipo de Irun.

La clasificación sigue muy apretada en la zona media y mirar hacia abajo da algo de vértigo, ya que el tercero por la cola, el Ciudad Encantada, está a solo tres puntos. Aun así, lo realmente importante es que los puestos de descenso, que los marca el Cangas del Morrazo, están a cinco. Es decir, casi tres partidos de renta sobre la quema.

La Liga Asobal para durante dos semanas por los compromisos de las diferentes selecciones y a partir del próximo viernes día 11 llegarán los seis últimos partidos de la primera vuelta para el Bidasoa. Ese viernes los bidasotarras jugarán en Guadalajara y luego tocará medirse al Barcelona, al Benidorm y al Cangas en Artaleku y al Ciudad Encantada y al Atlético Valladolid a domicilio.

Rotación de calidad

Kauldi Odriozola sufre una lumbalgia y fue, junto a Jon Vázquez, baja en el partido ante el Granollers. Aun así, el Bidasoa va recuperando efectivos y hombres como Azkue y Beltza participan al cien por cien.

Jacobo Cuétara comentó tras ganar a los catalanes que «las rotaciones son cada vez de más calidad y eso nos permite dar minutos a todos los jugadores y llegar frescos al final».

También subrayó que «fue como el partido soñado. Le ganamos a un grande y con el apoyo de la afición. No tengo palabras».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate