Diario Vasco

Iberdrola empieza a desmontar la subestación eléctrica de Larreaundi

Iberdrola tiene en marcha desde hace unos meses su nueva subestación eléctrica en la ladera de Egiluze, en Txenperenea. Este equipamiento se construyó para sustituir al que funcionaba en el barrio de Larreaundi cuyo desmontaje ha arrancado finalmente.

La desaparación de esta instalación eléctrica no será inmediata. Además de retirar todos los equipos presentes, el proyecto incluye la descontaminación de los suelos de la parcela. El Gobierno municipal comunicó ayer que estima que será en el verano del próximo año cuando finalicen los trabajos de desmanteleción. Sólo entonces, la propiedad pasará a manos del Ayuntamiento. En la sesión de 'El alcalde en los barrios' en Larreaundi del pasado mes de marzo, José Antonio Santano se comprometió a «estudiar en coordinación con el barrio el aprovechamiento y destino del espacio liberado» en la parcela de la vieja subestación.

Una operación adelantada

La subestación eléctrica de la calle Txumi Erreka se había convertido en un incómodo vecino para toda la zona residencial que fue creciendo a su alrededor. Hace años ya que el movimiento vecinal del barrio de Larreaundi empezó a reclamar su salida.

El camino para conseguirlo era el proyecto residencial que urbanizará Txenperenea, pero ante la ausencia de plazos para acometerlo se optó por desgajar la operación relativa a la planta eléctrica. Así, Iberdrola y el Ayuntamiento firmaron un convenio para repartirse al 50% el gasto de construir el nuevo equipamiento y eliminar el antiguo (3,5 millones de euros). El consistorio asumió además la creación, prácticamente desde cero, del vial que daría acceso a la nueva planta, con un coste de algo menos que un millón de euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate