Diario Vasco

Rafael Berrio (Cantautor): «Mis canciones son una ceremonia solemne al borde de la carcajada»

El cantautor y guitarrista donostiarra Rafael Berrio, durante un concierto.
El cantautor y guitarrista donostiarra Rafael Berrio, durante un concierto. / NAGORE IRAOLA
  • El músico donostiarra ofrecerá un concierto mañana a las 19.30 en la biblioteca, en el que interpretará temas de sus últimos discos

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

La música de Rafael Berrio, además de muy buena música, es poesía cantada. Mañana viernes, y dentro del programa AcustiCBAs, ofrecerá un concierto en la biblioteca a las 19.30 horas. El cantautor donostiarra ha tocado a lo largo de su trayectoria distintos estilos musicales, e incluso ha tenido alguna incursión en el mundo del cine. En su actuación de mañana ofrecerá un recorrido musical por sus últimos discos, que han sido aclamados por la crítica especializada.

-¿Puede adelantarnos algo del concierto que ofrecerá mañana en Irun?

-Será un recital muy breve, y estaré yo solo sobre el escenario, sin la banda que me acompaña habitualmente. Voy a ofrecer una especie de 'grandes éxitos' de mis últimos discos, si se me permite la ironía.

-Una biblioteca no es un escenario muy habitual para un concierto. Como músico, ¿le atrae actuar en escenarios íntimos o que se salen de lo común?

-Ser cantautor es el oficio más expuesto del mundo, solo cuentas con tu palabra para mantener la atención y el interés, y en cualquier momento puede sobrevenir la catástrofe. En un pequeño club, a la luz de las velas, el público está ganado de antemano. En el foro de un espacio público, donde la gente es variopinta, y va y viene, hay mayores dificultades.

-Al escuchar las letras tenía la sensación de estar oyendo poesía. Ha dicho en alguna ocasión que se considera un lector voraz. ¿Cómo le influye la literatura a la hora de componer?

-Es un influjo permanente, nada me gusta más que la gran literatura, nada me produce mayores satisfacciones. Solo los libros nos dan la esperanza de algo. La vida de nada. Creo que la cita es de Josep Pla.

-Otra frase suya que me ha llamado la atención es «No sabría hacer una letra completamente seria». ¿Cree que el humor es intrínseco al ser humano, o más bien es necesario?

-Intento no olvidar nunca que lo sublime está a solo un paso de lo ridículo. Sin humor no se podría hablar de lo que yo hablo y canto. Digamos que mis canciones son una ceremonia solemne al borde mismo de la carcajada.

-Su disco 'Paradoja', editado en 2015, supuso un regreso al rock. ¿Es el estilo en el que se siente más cómodo?

-Hice un disco de rock para demostrarme que aún era capaz de hacerlo, pero en el fondo no me siento cómodo en ningún estilo. Por eso voy dando bandazos y llevándome la contraria constantemente.

-Ha compuesto e interpretado la música de 'La reconquista', de Jonás Trueba, y también aparece en la película. ¿Qué recuerdos guarda de esta experiencia en el mundo del cine?

-Nunca había vivido un rodaje desde dentro. La primera impresión es la de un ballet sincronizado, un mecanismo de gran complejidad que gira y se detiene, y vuelve a girar y se detiene. Me llevo la experiencia del trabajo en equipo, de la camaradería, del esfuerzo unánime y desinteresado en favor del arte.

-Está preparando una versión de la ópera chica 'Adiós a la bohemia'. ¿Cómo está resultando este proyecto?

-Sí, es una zarzuela datada en 1930 que escribieron Sorozábal y Baroja conjuntamente. Pensé que sería divertido hacer mi versión en clave anti-lírica. Para ello cuento con la colaboración del pianista Joserra Senperena y de la actriz Ángela Molina. Más un elenco de actores y cantantes para el resto de los personajes. Será un disco que grabaremos en diciembre de este año.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate