Diario Vasco

La nueva ampliación de Gain Gainean estará acabada para final de año

Nuevos espacios. El alcalde, junto a diversos técnicos, visitó las obras para ampliar Gain Gainean.
Nuevos espacios. El alcalde, junto a diversos técnicos, visitó las obras para ampliar Gain Gainean. / F. DE LA HERA
  • La Fase 2B aportará al parque un espacio de actividad física al aire libre, una pista deportiva, un parque para perros y nuevas zonas de estancia

Gain Gainean avanza colina arriba. El nuevo parque del centro de la ciudad sigue colonizando el alto de Olazabal, el céntrico cerro enmarcado por Elitxu, Larreaundi y la calle Mayor. Ha sido un absoluto desconocido durante años y, recientemente, tras una primera actuación para unir los accesos desde la plaza de San Juan, el pie de la cuesta de Prudencia Arbide y la trasera las 'casas del parchís', saludó tímidamente.

Con aquella primera fase, Gain Gainean nació como un parque que tenía más vocación de lugar de paso que de estancia. Eso cambiará con la fase que actualmente se está construyendo. No perderá, obviamente, su cualidad para conectar las distintas zonas de su alrededor, pero añadirá a su oferta zonas de estancia e instalaciones de esparcimiento y ocio: «una cancha deportiva de hierba artificial, un parque para perros y un 'gimnasio' al aire libre», recordaba ayer el alcalde, José Antonio Santano, que visitó el desarrollo de los trabajos junto a la delegada de Obras, Cristina Laborda, técnicos municipales y los responsables de las empresas encargadas de la ejecución.

Peticiones vecinales

«Estamos avanzando en este pulmón en el centro de Irun, que además va a ser algo muy importante para todos los que viven en este entorno», valoraba Santano. El proyecto, ya redactado, incluye también el resto del cerro, hasta las ruinas del fuerte de su cumbre, aunque para esa tercera fase «no hay plazos de momento», confesaba el alcalde.

Sí lo hay para el final de la obra actual. El arquitecto Ricardo Ruiz calculaba «un mes, aproximadamente» para terminar la actuación, aunque luego «llegarán los detalles: bancos, luces, elementos diversos...», advertía Cristina Laborda. Con todo, los nuevos espacios de Gain Gainean deberían estar disponibles para el disfrute ciudadano «antes de final de año», estimaba el alcalde.

Entre las posibilidades que incorporará entonces el parque llama la atención la zona de trabajo físico al aire libre. Es una instalación novedosa, que poco tiene que ver con los elementos de gimnasia al aire libre que han salpicado diversas zonas verdes de la ciudad en los últimos años y que están más enfocados para mayores. «Aquí buscamos un espacio más utilizado por jóvenes, por gente en forma», señaló el primer edil. Serán 150 metros cuadrados, con suelo de goma y elementos para gimnasia prefabricados para abdominales, flexiones, dominadas... También llegarán otros dos equipamientos «que nos plantearon los vecinos cuando al afrontar la redacción del proyecto realizamos un proceso de participación en el barrio. Son cosas que en su momento, con la primera fase, no pudimos hacer, pero ahora sí». Se refería el alcalde a la zona deportiva de césped artificial, con porterías y canastas, y al parque para perros que, tras los de Puiana y Osinbiribil, será el tercero de la ciudad.

Santano valoró que Gain Gainean está siendo «una inversión de poco dinero que produce un efecto muy amplio y que mejora la calidad de vida de una parte importante de la población».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate