Diario Vasco

El Bidasoa mira hacia arriba

Nonó fue el máximo goleador bidasotarra en el partido ante el Huesca.
Nonó fue el máximo goleador bidasotarra en el partido ante el Huesca. / F. DE LA HERA
  • El equipo entrenado por Jacobo Cuétara suma siete puntos y tiene cinco de renta sobre los puestos de descenso

  • Los de Irun le ganaron 22-27 al Huesca y llevan cuatro jornadas sin perder

Es una certeza. Algo que no se puede discutir. El Bidasoa-Irun ha sumado en las cuatro últimas jornadas, o lo que es lo mismo, lleva cuatro partidos sin perder. Estos buenos resultados, entre los que sobresale la victoria del viernes en tierras oscenses contra el Huesca, permite a los irundarras mirar al futuro con mucho optimismo. Incluso, permite a la plantilla ilusionarse con echar un ojo a los equipos de la parte alta y que la preocupación por la cercanía de los puestos de descenso sea algo menor.

Y es que tras el triunfo de la última jornada, ese 22-27 contra el Huesca, el Bidasoa-Irun es noveno con siete puntos y la parte roja de la clasificación está a cinco. El Benidorm y el Cangas del Morrazo, que ocupan los dos puestos de descenso, solo han sumado dos puntos y la distancia con ellos es de dos partidos y medio. De notable alto.

En esta Liga Asobal en la que solo hay un equipo imbatible, la distancia entre el quinto, el Puerto Sagunto, y el decimocuarto, el Ciudad Encantada, es de solo tres puntos. Los irundarras están en esta amplia zona media y las buenas sensaciones que están dejando les da derecho a mirar hacia arriba. Los primeros puestos son inalcanzables, pero la zona media alta es un lugar al que se puede llegar.

Jacobo Cuétara no esconde que «la victoria contra el Huesca nos dejó muy contentos. Ganar fuera te permite dar un salto importante y ya hemos podido dar ese paso. El triunfo confirma la buena línea de juego en la que estamos, que es casi más importante que sumar puntos. Llevamos tres partidos muy buenos».

Al hablar del partido ante los oscenses añade que «dominamos el encuentro y fuimos superiores de principio a fin. Pudimos mantener el nivel de juego en todo momento y eso es vital para conseguir victorias. Además, supimos aprovechar nuestros buenos momentos y en los malos evitamos que el Huesca culminara los intentos de remontada».

Contra el Huesca reaparecieron tres de los cuatro jugadores lesionados, Jon Azkue, Kauldi Odriozola y Markel Beltza, y Cuétara subraya que «la vuelta de estos hombres nos permite tener más rotación y eso nos facilita mantener la calidad durante los sesenta minutos».

Eso si, el entrenador asturiano hace un llamamiento a la calma dejando claro que «lo conseguido hasta ahora está muy bien, pero si nos detenemos en el pasado perderemos los próximos partidos. Llevar cuatro partidos sin perder está muy bien y los cinco puntos de renta con el descenso dan tranquilidad, pero solo pensamos en seguir mejorando cada jornada».

Hacer algo grande en la Copa

El próximo partido liguero tendrá lugar el sábado a partir de las 17.00, en Artaleku con el Granollers, que es cuarto, como rival, pero antes de seguir con la Liga Asobal hay que hacer un alto en el camino para disputar la Copa del Rey.

Jacobo Cuétara apunta que «afrontamos este torneo con mucha ilusión y con la intención de hacer algo grande. En la liga el objetivo es conseguir la permanencia, pero la Copa es un torneo más corto y tenemos más opciones de conseguir algo importante. Lo primero es centrarnos en el partido contra el Alcobendas, que es un marrón porque jugamos fuera y contra un equipo que no tiene ninguna obligación y que quiere dar la sorpresa. Tendremos que estar muy centrados para seguir adelante y poder luchar por entrar en la fase final, que sería todo un éxito para nosotros».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate