Diario Vasco

El documento más importante para la ciudad ya está al alcance de todos

Sagrario Arrizabalaga y José Antonio Santano muestran el libro, instantes antes de la presentación del mismo en la Sala Capitular.
Sagrario Arrizabalaga y José Antonio Santano muestran el libro, instantes antes de la presentación del mismo en la Sala Capitular. / F. DE LA HERA
  • El libro que recoge la Real Cédula concedida a Irun en 1766 y un estudio histórico se presentó este viernes en la Sala Capitular del Ayuntamiento

«Es una publicación que todo irunés debería tener en su casa». Por eso, aunque la primera edición cuenta con 2.500 ejemplares, «esperamos que se quede corta» y haya que repetirla. Así se refirió el alcalde, José Antonio Santano, al libro que recoge la 'Real Cédula de Exención de la Jurisdicción de la Universidad de Irun', en una edición contextualizada con un estudio de la archivera municipal, Sagrario Arrizabalaga. El alcalde y la autora del libro lo presentaron el viernes por la tarde en la Sala Capitular del Ayuntamiento.

«Este es un año con muchas fechas especiales. Entre ellas, sin duda, la más importante son los 250 años de la exención de jurisdicción a la ciudad de Irun», que pasó a partir de entonces a considerarse ciudad de pleno derecho. Una parte del documento prueba de ese hecho histórico se ha reproducido en el libro. La publicación, editada en tapa dura, consta de 100 páginas a color y ya está a la venta al precio de 10 euros. Puede conseguirse en el Archivo Municipal, el SAC y la Oficina de Turismo de Luis Mariano. Convertir el proyecto de publicar la Real Cédula en realidad ha llevado un tiempo, «porque se ha hecho un muy buen trabajo», subrayó el alcalde.

Sagrario Arrizabalaga ha preparado durante estos meses el estudio que contextualiza la concesión de la Real Cédula en 1766, trabajo que recoge el libro junto a la reproducción del documento histórico. La autora recordó que «si bien desde el siglo XVI Irun prácticamente se autogobernaba a nivel político, militar y económico, el de la segregación fue su objetivo prioritario a lo largo de prácticamente toda la Edad Moderna», que supuso «una sangría económica para Irun y Hondarribia, y motivo de constante enfrentamiento entre ambas partes». Los detalles de todo este proceso se concretan en el libro de la Real Cédula.

El original vuelve a casa

No obstante, si bien Carlos III reconoció en 1766 «la emancipación de forma oficial, el Rey no otorgó el villazgo. Fijar cuál es la fecha a partir de la cual Irun pudo titularse como villa ha sido uno de mis objetivos fundamentales y la aportación más novedosa» de la obra firmada por Sagrario Arrizabalaga.

La Real Cédula original se expuso en la Sala Capitular durante la presentación. Sin embargo, ahora que ya está al alcance de todos bien a través del libro o bien gracias a la digitalización de la misma, que puede consultarse en la web municipal, el original «volverá a su casa», al Archivo. El documento «quedará excluido de consulta, con lo cual vamos a garantizar su conservación». Si bien fue restaurado en 1997, «con el uso se empiezan a notar algunos desperfectos», explicó la archivera.

El programa de actos organizado por el 250 aniversario de Irun como ciudad de pleno derecho se está celebrando este año con el objetivo de «mirarnos a nosotros mismos, echar un vistazo a nuestra historia y tener la oportunidad de pensar sobre de dónde venimos», recordó José Antonio Santano. El alcalde agradeció «sus ganas de trabajar y de llevar adelante iniciativas» a la comisión encargada de organizar el programa de actos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate