Diario Vasco

El Mariño llega a la semana de parón fuera de los puestos de descenso

  • Las celestes lograron un importante triunfo contra el Arratia y se han colocado novenas en Segunda División

El Mariño femenino está afrontando una temporada complicada en Segunda División. El salto de categoría dado hace dos cursos se hace duro y las irundarras van a tener que sudar mucho para conseguir la permanencia, lo mismo que sucedió el año pasado.

Las cosas podían ir mucho mejor, pero lo cierto es que el equipo celeste llega al parón de esta semana fuera de los puestos de descenso y eso siempre es una buena noticia.

El equipo entrenado por José Luis Alzugarai, Zikiro, ocupa la novena posición con ocho puntos en su casillero y tiene dos de renta sobre la zona roja de la clasificación. El descenso lo marca el Arratia, el último rival de las irundarras, en penúltima posición está el Berriozar con cuatro puntos y colista es el Ardoi con tres. Por detrás del Mariño también están el Pauldarrak y el Nuestra Señora de Belén, con siete puntos. Por el momento, estos parecen los rivales directos de las de Irun.

Aun así, y después de lo acontecido en las últimas jornadas, las chicas entrenadas por Zikiro se pueden permitir mirar hacia arriba. Las irundarras perdieron solo 1-0 ante el Mulier, el líder invicto de la Segunda División, y consiguieron sumar un empate ante el Athletic B, que es tercero. A estos dos buenos resultados hay que sumar el triunfo en el partido del pasado domingo contra el Arratia.

Victoria a domicilio

El Mariño visitó en la última jornada a otro de los equipos que va a estar metido en la lucha por la permanencia, el Arratia de Igorre. Las irundarras, que solo habían logrado un triunfo en seis jornadas, necesitaban ganar para empezar a sacar la cabeza de la parte baja de la tabla. Dicho y hecho.

La defensa adelantada de las vizcaínas dio facilidades al equipo de Irun, que marcó dos goles similares en la primera parte. Dos envíos a la espalda de la zaga del Arratia fueron aprovechados por Marina Oyarzun, en el minuto veinte, y por Maddalen Gorbea, en el 35, para poner en el marcador el 0-2 con el que finalizaría el choque.

Por parte del Mariño jugaron Sara Mateos, Maddalen Gorbea, Erkuden Lasa, Udane Olaziregi, Ane Gil, Lide Casares, Lucía Elizondo, Marina Oyarzun, Lara Valhondo, Ane Larrañaga y Uxue Garmendia. En la segunda parte saltó al terreno de juego Laura Gálvez.

El próximo encuentro será el fin de semana que viene en Irun contra el Gasteizko Neskak, que es séptimo con diez puntos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate