Diario Vasco

La presencia de un carril bici no evita que se circule por la acera

Entre los datos del estudio que ha realizado el área de Movilidad, Cristina Laborda destacó los relativos al lugar por el que circulan las bicicletas: calzada, acera o carril bici. «Hay muchos juicios individuales al respecto y nos parecía importante objetivarlo y la única manera de hacerlo es medirlo». De acuerdo con los datos registrados, «cuando hay bidegorri, la gran mayoría de las bicicletas, un 57% va por él; el 22% usa la calzada y el 21%, la acera. Cuando no lo hay, baja a la calzada el 63% de la gente y el 37% va por la acera». La delegada esgrimió el estudio para posicionarse en esa «discusión sobre si el hecho de que no haya bidegorri es el causante de que algunas bicicletas vayan por la acera. El miedo a usar la calzada puede ser causa en ciertos casos, pero el uso de aceras por parte de ciclistas se debe a comportamientos incívicos más que a otra cosa. La Policía local va a seguir haciendo campañas diarias de control de bicicletas en la acera», advirtió.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate