Diario Vasco

Remando en la misma dirección

Los últimos tramos de la carrera son los que se hacen con más ímpetu.
Los últimos tramos de la carrera son los que se hacen con más ímpetu. / F. PORTU
  • La Txingudi Korrika, que homenajeó a Santiagotarrak por su cincuenta aniversario, fue un rotundo éxito con 1.135 participantes en toda la joranda

La lluvia tampoco se quiso perder la XVIII edición de la Txingudi Korrika, la carrera que el Bidasoa Atletiko Taldea organiza a la perfección y en la que todo salió a pedir de boca. Los 680 atletas que tomaron parte en la prueba de diez kilómetros no pudieron superar el récord establecido el año pasado, con 793 inscritos, pero la cantidad no hace ni mejor ni peor una cita que ha llegado a su mayoría de edad totalmente consolidada.

La climatología no fue mala para correr, pero si fueron muchos los rollers que se echaron atrás, setenta menos que en la pasada edición, y eso fue lo que redujo el número de competidores. Aún así, los organizadores acabaron muy satisfechos con una jornada que empezó bien temprano con la Txingudi Korrika Txiki, en la que a pesar de los intensos chaparrones, 455 niños quisieron dar sus primeros pasos en el mundo del atletismo en el Stadium Gal.

Para después de comer, concretamente a las 16.30 horas, quedó la carrera que atraviesa la comarca uniendo Hendaia, Irun y Hondarribia. El BAT tiene claro el carácter popular de la prueba y, por lo visto ayer, la filosofía va calando en los competidores. Tanto es así, que los dos primeros en categoría masculina entraron de la mano.

El total de 1.135 participantes consiguieron que el homenaje a la SD Santiagotarrak por su cincuenta aniversario fuera perfecto, aunque la presidenta del club de piragüismo, Olatz Zabala, se quedara esta vez fuera del podio.

Lo que es seguro es que el BAT, Santiagotarrak y todos los atletas remaron en la misma dirección.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate