Diario Vasco

Irun, presente en las conferencias gracias a Ramón Iribarren

El aeropuerto, las playas de Hondarribia y Hendaia y la 'corniche' parecen, a priori, las zonas sensibles que relacionan a la comarca del Bidasoa con Uhinak. Todas ellas fueron citadas en una o varias intervenciones. Pero en el ámbito local, lo más presente en Uhinak fue una persona, un irundarra emblemático: Ramón Iribarren Cavanilles (1900-1967). Los estudios del ingeniero en la primera mitad del siglo XX sobre el comportamiento de las olas y el famoso 'número de Iribarren', que ha sido guía durante décadas en los cálculos de los parapetos costeros, volvieron a surgir en varias conferencias del congreso también este año.

También local, destacó por el impacto en los asistentes la comunicación de la directora del Museo Oiasso e investigadora de Arkeolan, Mertxe Urteaga, sobre los estudios que analizan los cambios climatológicos del pasado. Fruto de ellos, Urteaga dio a conocer diversos descubrimientos que sitúan una época de enorme frío en el siglo VI y posteriores y que ella relacionó directamente con dificultades de abastecimiento de comida y problemas de salud en un Imperio Romano de Occidente que se desmoronaba así frente a la llegada de pueblos norteños, los 'bárbaros', que, «obviamente, huían del frío».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate