Diario Vasco
Borragán lanza a puerta en el choque ante el Sinfín.
Borragán lanza a puerta en el choque ante el Sinfín. / F. DE LA HERA

Borrar el sabor de aquella derrota...

  • Jacobo Cuétara espera contar para el encuentro ante los valencianos con Kauldi, ya recuperado, y con el pivote Iker Serrano

  • El Bidasoa-Irun recibe mañana al Puerto Sagunto en Artaleku (12.00)

Borrar el sabor de aquella derrota. ¿De cuál? Se preguntarán algunos. Sí, es cierto, lo primero que hay que olvidar es el mal partido de hace una semana contra el Naturhouse La Rioja, pero perder contra los riojanos entraba dentro de lo asumible. Más escoció, hagan memoria, la derrota ante el Puerto Sagunto de la última temporada de los bidasotarras en la Liga Asobal. Corría la sexta jornada, casi como ahora que estamos en la quinta, y los valencianos se llevaron el triunfo de Artaleku con un gol en el último suspiro y después de que los de amarillo tuvieran un balón para poder ganar.

Bruixola, el guardameta de los porteños, fue uno de los grandes culpables de la victoria de los suyos gracias a sus trece paradas. Con el 26-26 en el marcador realizó su última intervención y los visitantes se llevaron los puntos gracias al 27-28 final. Lo que podía haber supuesto el primer triunfo de la temporada acabó como una derrota más.

Pero este curso las cosas han cambiado. El Bidasoa-Irun ya no es la perita en dulce de la categoría y lo que buscará en la matinal de mañana, contra el propio Puerto Sagunto a partir de las 12.00, será su segundo triunfo de la temporada.

No se puede pensar más que en lo realmente importante, que son los dos puntos que se pondrán en juego, pero tener ciertas ganas de revancha nunca está de más.

Seguro que los Azkue, Zubiria, Crowley o Cavero, que sufrieron en sus propias carnes aquella temporada y aquella derrota, quieren empezar a borrar malos recuerdos de la Asobal para escribir los buenos.

El primero fue el del debut en casa contra el Sinfín, con ese primer triunfo ante los aficionados amarillos, y el segundo podría llegar mañana mismo. Y es que el choque contra el Puerto Sagunto es de esos en los que el Bidasoa-Irun sí debería estar en disposición de vencer.

Un rival con dos caras

El gran problema de esta Liga Asobal es que los teóricos rivales asequibles no tienen porque serlo. El Puerto Sagunto debería ser un equipo al que ganar en Artaleku, el año pasado estuvo luchando hasta el final por eludir el descenso, pero los valencianos ya han sumado cuatro puntos esta campaña y han sido capaces de empatar contra todo un Ademar de León.

Pero se podría hablar de un equipo con dos caras, ya que ante un conjunto al que el Bidasoa ganó con autoridad, el Sinfín, perdió 25-24 en su última salida. Todos sufren como visitantes, lo hizo hasta el Barça el miércoles en Benidorm, pero son fuertes en su casa. Por ello, y desde ya mismo, los bidasotarras tienen que empezar a hacer de su casa un fortín. Artaleku, con una afición caliente, tiene que ser uno de esos pabellones en los que es muy complicado puntuar.

A conseguir la victoria ayudará la vuelta de Kauldi Odriozola, que está entrenando con el resto de sus compañeros, y la incorporación de Iker Serrano, que podría debutar contra su exequipo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate