Diario Vasco

Emaús celebra el sábado una jornada lúdica sobre consumo responsable

Páez y Méndez, junto a los muebles renovados colocados en una parada de autobús.
Páez y Méndez, junto a los muebles renovados colocados en una parada de autobús. / F. DE LA HERA
  • El evento se celebrará de 11.00 a 20.00 en la plaza del Ensanche, y en caso de mal tiempo se trasladará al frontón Uranzu

  • La iniciativa mostrará los resultados de los talleres de restauración de muebles

Varias marquesinas de Irun sorprenden estos días a quienes esperan al autobús: mediante sofás, mesitas y lámparas se han transformado en salas de espera con mobiliario reutilizado. Esta iniciativa es la antesala de la jornada que tendrá lugar este sábado, organizada por Emaús y con el consumo responsable como eje.

El delegado de impulso de ciudad, Miguel Ángel Páez, y el responsable de Emaús, Manuel Méndez, presentaron ayer esta iniciativa, que supone el colofón a los talleres de restauración de muebles que comenzaron hace unos meses «y que tenían varios objetivos: sensibilizar sobre el aprovechamiento del mobiliario y objetos de decoración a los que podamos dar una nueva vida, mediante procesos de recuperación; y, también, formar a personas cuyas circunstancias puedan hacer más difícil su integración en el mercado laboral».

Ambiente festivo

El delegado calificó el desarrollo de este programa como «un éxito». Casi un centenar (89 adultos y 8 niños) de personas han participado en los talleres. Ahora, con la jornada del sábado, los organizadores quieren que «todo el trabajo realizado durante estos meses tenga su puesta de largo en la calle». Para ello, «vamos a ocupar la plaza del Ensanche el sábado, día 1, para que todos los que estén interesados comprueben el resultado del proyecto», señaló Miguel Ángel Páez.

En principio, será este céntrico espacio el que acoja, de 11.00 a 20.00, la iniciativa. No obstante, en caso de mal tiempo, se prevé trasladar el evento al frontón Uranzu. Manuel Méndez concretó que la jornada tendrá un carácter «reivindicativo, con un toque de denuncia y otro de presentación de alternativas en torno al consumo». El principal objetivo es promover «una economía solidaria en la que, en base a la reutilización, es posible emplear a personas que tienen dificultades para acceder al empleo»; todo ello en un ambiente «festivo» que incluirá música, gastronomía y talleres para pequeños y mayores.