Diario Vasco

El gol cambia de nombre

Los jugadores del Real Unión celebran uno de los goles conseguidos esta temporada.
Los jugadores del Real Unión celebran uno de los goles conseguidos esta temporada. / F. DE LA HERA
  • Aimar Sagastibeltza y Aritz Mujika fueron los goleadores en el partido del domingo contra el Gernika, que acabó con 2-2 en el marcador

  • El Real Unión y el Albacete siguen siendo los únicos equipos del grupo segundo que no conocen la derrota

Seis jornadas han tenido que pasar para que el gol cambie de nombre en el Real Unión. Hasta ahora solo se podía escribir 'Jorge Galán' cuando los unionistas veían puerta, pero en el encuentro del domingo ante el Gernika las cosas cambiaron. Y, aunque es importante que el delantero de un equipo esté de buen rollo con el gol, también resulta vital que el resto de componentes de una plantilla acudan, de vez en cuando, a la cita con la portería contraria. Ya lo dijo Alain Eizmendi en una entrevista la semana pasada, «todos tenemos que aportar goles si queremos que el Real Unión esté arriba».

Estaba resultando curioso lo de las cinco primeras jornadas. Los de Irun habían marcado cuatro goles y los cuatro habían sido obra de Galán. Todos estaban sirviendo para sumar puntos, pero se empezaban a echar de menos celebraciones diferentes a las del pistolero. Sin que esto quiera decir, ni mucho menos, que en el Real Unión y en el Stadium Gal hayan dejado de gustar los disparos del navarro. Gustan y mucho.

El cambio llegó en el campo de Urbieta, en el partido contra el Gernika del domingo. Los txuribeltz marcaron dos goles y ninguno llevó la firma del '9'. El marcador lo abrió Aimar Sagastibeltza a la salida de un córner, poniendo el 0-1 en el minuto veintiséis.

Los vizcaínos lograron darle la vuelta al resultado, pero a dos del final del partido, Aritz Mujika, en otra jugada de estrategia, consiguió establecer el definitivo 2-2.

Tras el partido ante el Gernika, la tabla de goleadores del Real Unión mantiene a Jorge Galán en cabeza con cuatro tantos y añade a Aimar y Mujika con un gol cada uno. El navarro es el segundo máximo goleador del grupo segundo, solo por detrás del ex unionista Luisma, que lleva cinco con el Arenas.

Eso sí, con seis goles en seis jornadas, el irundarra es uno de los equipos que menos daño hace al arco rival. De hecho, solo seis conjuntos han visto puerta con menos asiduidad; Toledo, Logroñés y Socuéllamos han marcado cinco goles, el Zamudio cuatro y el Amorebieta y el Sestao River, tres.

Eso sí, la defensa del Real Unión es de las mejores de la liga. Jon Tena solo ha recibido cuatro goles en seis partidos. Solo el Leioa y el Albacete, con dos, y el Bilbao Athletic y el Sestao, con tres, son más sólidos en este apartado.

Invictos

El único pero que tienen los dos goles marcados en Gernika es que no sirvieron para que el equipo entrenado por Asier Santana sumara los tres puntos que se pusieron en juego. El partido acabó con el empate a dos en el marcador y vizcaínos e irundarras se llevaron un punto cada uno. Sumar lejos del Stadium Gal nunca puede ser malo, pero el regusto que deja el encuentro no es del todo bueno.

Y es que con un poco más de empeño defensivo, marcar dos goles a domicilio siempre debería ser suficiente como para ganar el partido y conseguir el mayor de los premios de la jornada.

El empate en Gernika es el cuarto cosechado por los irundarras en este arranque liguero, que se convierten en los reyes de las tablas. Además, han logrado dos triunfos.

Lo que sigue vacío es el casillero de las derrotas. El Real Unión se mantiene invicto después de haber disputado seis partidos y ese es un dato muy a tener en cuenta. El Albacete, con tres victorias y tres empates, es el otro equipo que tampoco conoce la derrota.