Diario Vasco
Educación vial.
Educación vial. / F. DE LA HERA

La Policía Local recuerda a los ciclistas la importancia de cumplir las normas de tráfico

  • Con motivo de la Semana de la Movilidad, ofrece recomendaciones prácticas a los usuarios de bicicletas

La Policía Local, dentro de las actividades enmarcadas en la Semana de la Movilidad Sostenible, ha hecho pública una nota en la que recuerda «la importancia de cumplir las normas a la hora de circular en bicicleta por la ciudad», además de ofrecer varias recomendaciones al respecto. «Respetar los semáforos, las señales de tráfico y las normas de circulación es algo trascendental», señalaba la delegada, Lourdes Larraza.

La Policía Local recuerda que está prohibido usar el teléfono móvil o los auriculares mientras se circula en bicicleta. En cuanto al uso del casco, es obligatorio hasta los 16 años. A partir de esa edad, es opcional en ciudad y obligatorio en vías interurbanas. Aún así, Lourdes Larraza advertía que, «el casco puede ser el salvador, ante una caída o accidente en cualquier lugar».

Alumbrado y timbre

A la hora de transitar durante la noche, o en días con poca visibilidad, «es obligatorio el uso del alumbrado de la bicicleta (luz blanca en la parte delantera y luz roja en la parte trasera), así como de elementos reflectantes». Por otro lado, el conductor de la bicicleta está obligado a llevar alguna prenda reflectante que le haga visible ante el resto de usuarios de la vía. También es obligatorio «llevar un timbre para advertir de la presencia de la bicicleta en situaciones de peligro». Y en las calles de velocidad máxima 30 km/h, «se debe de circular por el centro del carril».

En los semáforos y al circular, el ciclista se debe colocar «delante de los vehículos, evitando estar a su lado en ángulos muertos». También se debe evitar circular demasiado cerca de los coches aparcados «y siempre se deben avisar con señales manuales los giros o cambios de carril». Además, está prohibido circular por las aceras. En aquellos carriles-bici (donde no se puede superar los 15km/h) o zonas de convivencia en que puedan circular bicicletas y peatones, es necesario tener presente que «estos últimos tienen prioridad».

A la hora de aparcar, se debe dejar siempre la bicicleta en lugares visibles y transitados. «Un buen candado es esencial. Hay que usarlo siempre y adecuadamente, cerciorándose de que el cuadro queda encadenado al aparcabicis» añadía Lourdes Larraza.

Por último, la Policía Local recuerda que las bicicletas llevan un número identificativo, troquelado en el cuadro, en la parte baja del pedalier. Si una bicicleta es sustraída, se puede identificar en la denuncia. «Al comprar la bicicleta, es conveniente exigir que en la factura, el establecimiento lo refleje, así como sacar fotografías de la bici, incluido el número de serie», concluía la delegada.