Diario Vasco

Bidasoa activa solicita margen a Diputación para adaptar su sistema de financiación a la nueva ley

El Pleno de la Corporación del ayuntamiento se ha reunido esta semana en una sesión extraordinaria con un único punto en el Orden del Día. Le corresponde al Consistorio irundarra, como socio mayoritario de la entidad, la adopción de determinadas decisiones relativas a Bidasoa activa. En este caso, se solicitó a la Diputación Foral, con la unanimidad de los grupos políticos municipales, una situación de excepcionalidad para la agencia de desarrollo mientras termina de adaptarse el sistema de su financiación.

Tras la aprobación de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera de diciembre de 2013 para la racionalización y la sostenibilidad de la Administración local, Bidasoa activa se encontró ante la necesidad de modificar el sistema mediante el cual los Ayuntamientos de Irun y Hondarribia venían realizándole sus aportaciones respectivas. Así, Irun decidió realizar encomiendas de gestión a la sociedad, de manera que la aportación se pudiera imputar como un ingreso del ejercicio y no como una cobertura del déficit al término del mismo, que era el diseño de financiación anterior. Hondarribia, por un criterio técnico, mantuvo la fórmula previa, por lo que, durante dos ejercicios, Bidasoa activa cerró con un pequeño déficit que después compensó, como correspondía, el Ayuntamiento de la localidad vecina.

Alertados porque el sistema contravenía los criterios de la mencionada ley, ambos ayuntamientos decidieron solicitar la excepcionalidad que la aplicación foral de la misma permite en el territorio guipuzcoano, con el compromiso, eso sí, de que el Ayuntamiento de Hondarribia modificará el sistema de financiación para sus aportaciones a la agencia pública.