Diario Vasco

Deportes vascos y Oteiza inspiran este año la visita de Dantza Hirian

Danza contemporánea. Uno de los espectáculos del Dantza Hirian del pasado año en Irun.
Danza contemporánea. Uno de los espectáculos del Dantza Hirian del pasado año en Irun. / F. PORTU
  • Las actuaciones tendrán lugar el sábado desde las 18.30 y antes se ofrecerá un taller para niños de 4 a 12 años en el que se invita a unir dibujo y danza

  • La plaza José Ramón Amunarriz, ante el Juzgado, será de nuevo el escenario

La iniciativa Dantza Hirian volverá a tener en Irun uno de sus escenarios en su edición de este año. Se trata de un festival transfronterizo e itinerante que ofrece de forma gratuita una completa programación de danza contemporánea utilizando el propio paisaje urbano como espacio artístico. Fruto de la colaboración de entidades promotoras de la danza, tanto del norte como del sur del Bidasoa, Dantza Hirian se celebra este año por decimoprimera ocasión.

Las fechas elegidas para la presente edición son las que van del 17 al 25 de septiembre, una semana en la que la danza contemporánea visitará hasta siete ciudades de la eurociudad Baiona-Donostia: ambas capitales, Hondarribia, Errenteria, Pasaia, Hendaia e Irun. Serán estas dos últimas las que acojan los espectáculos correspondientes a la primera jornada, este sábado. Mientras en Hendaya las propuestas llegarán a mediodía en el entorno de la playa, para Irun queda la sesión vespertina que, al igual que el año pasado, empleará como escenario la plaza José Ramón Amunarriz, ante la puerta del Juzgado, con la escultura 'Arista vacía' de Oteiza como tótem de referencia.

Niños y mayores

Los actos correspondientes al Dan-tza Hirian de este año, en lo que se refiere a Irun, comenzarán a las 17.30 horas. Será un taller orientado a los más jóvenes el que arranque la jornada. La idea de la que parte la actividad es la de unir diferentes artes, en este caso, la danza y el dibujo, por lo que el taller acompañará a niños de entre 4 y 12 años para ayudarles a plasmar el movimiento en trazos sobre el papel. Tendrá una duración aproximada de una hora y dará paso a los dos espectáculos que el festival trae a la ciudad este año.

Ambos son fruto de Aterpean, un programa de artistas en residencia promovido por Dantza Hirian «para fomentar el intercambio de artistas y compañías entre Aquitania y Euskadi y crear puentes de colaboración entre los profesionales de la danza», explican desde la propia iniciativa artística. En sus dos semanas de residencia en alguno de los centros culturales participantes, los artistas entran en contacto con la realidad social y cultural del entorno para crear una coreografía en un proceso creativo que comparten con ese mismo entorno mediante charlas y talleres.

'Ocho deportes vascos' es una coreografía para dúo que de esa manera crearon Helena Lizari y Laida Aldaz. Los 'herri kirolak', «que tienen su origen en las actividades laborales del mundo rural vasco», son los que inspiran esta creación mediante términos relacionados con su práctica como «competitividad, destreza, habilidad, desafío, fuerza y resistencia».

MugMus Laborategia, por su parte, buscó inspiración en el imaginario de uno de los artistas vascos más reconocidos. «Esku Harriak- Oteizaren (h)aria» mezcla danza, música en directo, escultura y bertsolarismo para esta experiencia artística de una media hora de duración que no podía encontrar mejor lugar para su estreno que al pie de la escultura de Oteiza en la plaza Amunarriz.