Diario Vasco

Un bidegorri en el puente Avenida será el paso sobre el Bidasoa de Ederbidea

En Baiona. Encuentro de las instituciones presentes en Ederbidea.
En Baiona. Encuentro de las instituciones presentes en Ederbidea.
  • El alcalde de Irun, José Antonio Santano, participó en la presentación de esta vía ciclista que pasará por Irun en su recorrido desde Baiona hasta Pamplona

Ederbidea es el nombre de un proyecto de movilidad transfronteriza en bicicleta que tiene como objetivo conseguir un recorrido efectivo de más de 240 kilómetros para unir las localidades de Baiona y Pamplona. El proyecto aglutina a más de una docena de administraciones y entidades navarras, guipuzcoanas y francesas. Desde este lado del Bidasoa, además del Ayuntamiento de Irun, participan directamente la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Gobierno de Navarra, el Consorcio Turístico de Plazaola y Cederna Garalu (asociación público-privada de la montaña navarra). Los representantes institucionales de Iparralde son los Ayuntamientos de Hendaia, San Juan de Luz y Biarritz, además de la Agglo Sud Pays Basque, el Departamento de Pirineos Atlánticos y el Siazim de Biarritz (entidad para el desarrollo de la zona costera Bidart-Biarritz). El proyecto cuenta con más de 9 millones de euros de presupuesto, financiados al 65% desde la Unión Europea a través de los Fondos Feder.

Representantes de todas las entidades participantes, incluido el alcalde de Irun, José Antonio Santano, se reunieron esta semana en Baiona para presentar públicamente la iniciativa y anunciar algunas de las iniciativas que están previstas en el marco de actuaciones para completar la vía ciclista entre Baiona y Pamplona.

Cuenta con la pasarela

El papel de Irun en el conglomerado institucional de Ederbidea es importante ya que el proyecto piloto se centra, precisamente, en la zona fronteriza entre esta localidad y Hendaia. Entre otras acciones, está prevista una colaboración con la iniciativa Transfermuga para analizar y dar una solución real a los movimientos en bicicleta entre los dos lados del Bidasoa, además de habilitar las infraestructuras de servicio que se necesiten como complemento: aparcamientos; intermodalidad entre autobuses, bicicletas y tren; etcétera.

Santano afirmó que la bici es «un medio de transporte sostenible y para el que tenemos que garantizar seguridad y comodidad». Valoró especialmente que «este proyecto Ederbidea va a convertir en realidad un eje ciclista y transfronterizo entre los Pirineos Atlánticos, Gipuzkoa y Navarra, en el que Irun y el puente Avenida son punto emblemático». Un proyecto similar anterior, Circouldoulce, financió la puesta en marcha del Centro de Interpretación que actualmente existe junto al puente y Ederbidea servirá ahora para dotarlo de un carril bici. En su camino hacia Pamplona, Ederbidea cuenta con el bidegorri entre Azken Portu y Behobia, ligado al proyecto de la pasarela sobre el río para la que recientemente el Ayuntamiento ha obtenido permiso de Costas del Estado. Santano destacó que además de promover infraestructuras y facilitar la intermodalidad, «también es importante trabajar, como lo hace este proyecto, en la sensibilización de la ciudadanía».