Diario Vasco

Prevención de Aislamiento contacta este año con 303 mayores de 75 años

Desde 2010. Prevención de Aislamiento contacta con los mayores de 75 años que viven solos.
Desde 2010. Prevención de Aislamiento contacta con los mayores de 75 años que viven solos.
  • Bienestar Social inició en 2010 este programa para poder atender a personas que por su edad y por vivir solas corren el riesgo de aislarse socialmente

El Programa de Prevención del Aislamiento en personas mayores nació en 2010 con el objetivo de «proporcionar a este sector de la población un mayor conocimiento de los servicios y actividades que para ellas se prestan en Irun», como recordaba el delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón. El área llevaba años trabajando en distintas iniciativas que pretendían ayudar a los irundarras de mayor edad a disfrutar de actividades diversas y reforzar sus relaciones sociales. Desde la llegada del programa hace seis años, el Ayuntamiento realiza un esfuerzo anual por contactar con aquellos mayores de 75 años que viven solos.

Los servicios sociales han ampliado este año el listado de personas que cumplen ese perfil con 303 nuevos nombres. Esas personas serán las destinatarias de una carta en la que se les trasladará la posibilidad de acogerse a este programa, que además de acercarles la información que apuntaba el delegado pretende «ofrecer a aquellas personas que den indicadores de riesgo de aislamiento social unos talleres de carácter gratuito dirigidos al fomento de las habilidades cognitivas y sociales»

Las misivas se remiten en dos fases. En una primera, realizada en mayo, 103 de estas personas recibieron la carta y el resto lo hará durante estos próximos días. La idea es que a través de esta comunicación por escrito, estas personas puedan conocer más detalles sobre el programa, así como del resto de iniciativas que impulsa el Ayuntamiento en materia de recursos para las personas mayores.

Una vez reciban esta comunicación, una profesional del departamento de Bienestar Social se pondrá en contacto con estas personas para fijar una cita en la que se les realizará una entrevista personal. En caso de que la persona no desee dicha visita, puede comunicarlo bien cuando reciba la llamada de la trabajadora de los servicios sociales bien contactando previamente con el SAC, tanto por escrito como por teléfono en el 010.

Mejorar su situación

Sergio Corchón añadía que lo que se busca desde Bienestar Social es que «las personas mayores que lo necesiten puedan mejorar su calidad de vida, manteniendo su autonomía y evitando, o retrasando en su caso, una situación de fragilidad o vulnerabilidad social y otras situaciones de mayor dependencia». Según indicaba el delegado una de las maneras en las que se puede conseguir esto es «aumentando las relaciones sociales y participando en actividades de formación, cultura y salud física y emocional». Puso como ejemplo que en la comunicación que estos 303 mayores recibirán en sus domicilios, se hace referencia a diversos programas que persiguen tanto ayudar en el buen mantenimiento físico como proporcionar oportunidades para establecer y fortalecer vínculos y amistades con otras personas.

No es desde luego la única herramienta que desde Bienestar Social se pone a disposición de los mayores con los que se contacta a través del Programa de Prevención de Aislamiento. De hecho, existen alternativas dirigidas a aquellas personas que, a raíz de este programa, se ha detectado que estén en situación de riesgo de aislamiento social. Es el caso, por ejemplo, de los talleres específicos que se desarrollan desde el área, como el titulado 'Fomento de las habilidades cognitivas y sociales', que se imparte en los apartamento de Leka Enea y en el Centro Social Iraso. Recordaban desde los servicios muncicipales que en este último centro existen también otras ofertas complementarias como los talleres de gimnasia terapéutica para el buen mantenimiento físico, por ejemplo.