Diario Vasco

El Museo Romano Oiasso cierra un verano récord en visitantes

La exposición 'Sexo en Roma' ha despertado la curiosidad de los visitantes este verano.
La exposición 'Sexo en Roma' ha despertado la curiosidad de los visitantes este verano. / F. DE LA HERA
  • Entre junio y agosto 9.782 personas lo han visitado, un 17% más que hace un año, siendo el festival Dies Oiassonis y la exposición 'Sexo en Roma' sus mejores reclamos

El Museo Romano Oiasso ha recibido la visita de un total de 9.782 visitantes entre el 1 de junio y el 31 de agosto, una cifra superior a las 8.089 personas que disfrutaron de sus instalaciones el pasado verano, según informó el departamento de Cultura. Esta cifra supone un incremento del 17% en el número de visitantes, la cifra más alta en época estival desde que el museo abriera sus puertas hace una década.

«El verano es sinónimo de mucha actividad en Oiasso», aseguró la delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre. Un trabajo que comienza «desde meses atrás» para conformar una programación que «en los últimos años se ha visto reforzada por propuestas que han tenido muy buena acogida, principalmente exposiciones temporales de primera línea y un festival romano Dies Oiassonis, que cada año nos sorprende con novedades que atraen a más visitantes al museo y a nuestro pasado romano».

Además del festival romano, uno de los alicientes para visitar el museo este verano ha sido la exposición 'Sexo en época Romana' (que se puede visitar hasta el 18 de septiembre) y que ha recibido durante este tiempo 2.481 visitas. Aunque la mayoría de los que han visitado la muestra han sido de Irun, también se ha registrado la visita de curiosos venidos de otras localidades guipuzcoanas y del resto del Estado, así como viajeros de otros puntos del continente, entre los que destaca el público francés.

Irugurutzeta y Santa Elena

Las propuestas estivales del Museo Romano Oiasso también se han completado con otras actividades para conocer más a fondo el pasado de Irun. Los viajes con el tren verde para conocer el yacimiento minero de Irugurutzeta y la necrópolis de Santa Elena, cuya exposición se renovó recientemente, han vuelto ha conquistar a los visitantes. Durante el verano, ambos enclaves han suscitado la curiosidad de muchas personas. De la cifra total de 9.782 personas que han visitado el museo, 1.111 decidieron completar su visita con un trayecto en el tren verde, ya fuera a las minas de Irugurutzeta o a la ermita de Santa Elena.