Las últimas tendencias se dieron cita en un Krea Bidasoa 'robotizado'

Jon, alumno del Instituto Bidasoa, con el robot creado con Arduino, ayer en Ficoba./
Jon, alumno del Instituto Bidasoa, con el robot creado con Arduino, ayer en Ficoba.

Los dispositivos creados con Arduino fueron el foco de atención de los asistentes a la octava edición de esta feria

JOSEBA ZUBIALDE

Krea Bidasoa volvió a ser un punto de encuentro ineludible para emprendedores, empresas y centros de formación para conocer las últimas tendencias. Una de ellas vino de la mano de Arduino, unos componentes informáticos de bajo coste que permiten construir todo tipo de dispositivos electrónicos y del que ayer también hubo un taller que colgó el cartel de completo. Luis, Jon y David, alumnos del Instituto Bidasoa, apenas llevan un mes trabajando con Arduino pero demostraron tener buena mano con él. Un pequeño túnel de viento, una araña robot que cambia de dirección al toparse con un obstáculo, un androide humanoide que camina hacia adelante y hacia atrás a voluntad, y una caja con «sorpresa» les hizo capatar la atención del público.

Además de aprender más sobre Arduino, la octava edición de la feria, organizada por Irun y Hondarribia a través de Bidasoa Activa, también sirvió para compartir experiencias entre empresas que han innovado en sus sector y emprendedores. Uno de ellos fue la charla impartida por Joseba Zubizarreta de la firma hondarribiarra Ner Breen, dedicada a «producir pescado y vegetales, basado en un sistema de acuaponia sostenible, que trata de unir eficientemente la cría de peces con la cría de vegetales». Ello consiste en aprovechar los residuos generados por los peces para «alimentar» los vegetales que, al mismo tiempo, les permite «poder limpiar nuestra propia agua y devolverla al sistema». Asimismo, aprovechan el agua de lluvia y no utilizan el agua de la red.

Un fondo para las pymes

En la cita también se presentó Metta Bidasoa, una iniciativa «sin ánimo de lucro» ideada para ayudar a «aquellos proyectos pequeños o medianos que necesitan una inversión modesta de 3.000 euros, por ejemplo, y no la logran», explicó Leire Gil, una de las promotoras del proyecto. Lo «novedoso» es que es un fondo que se nutre de aportaciones económicas de particulares y empresas. Además, busca «facilitar avales» a quienes quieran arrancar con su idea de negocio, que puede ser, por ejemplo, una peluquería o un comercio. El dinero «no se da a fondo perdido, y en un plazo estipulado se tiene que devolver a los inversores». Por otro lado, Koldo Ribera, otro de los fundadores, hizo hincapié en que el objetivo de Metta Bidasoa es «impulsar el desarrollo económico en la comarca» para que «repercuta en su desarrollo social».

La industria inteligente, la presentación del Ocean Living Lab -donde colabora Bidasoa Activa- y otras experiencias de laboratorios vivientes, una mesa redonda sobre financiación o el PechaKucha son solo algunas de las actividades de las que pudieron disfrutar «cerca de 300 personas», explicó el presidente de Bidasoa Activa, Miguel Ángel Páez. El alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, comentó que Krea es una «oportunidad para estar juntos, compartir y crear iniciativas que nos beneficien a todos». Por su parte, el alcalde de Irun, José Antonio Santano, destacó lo que la feria hace «en favor de la innovación y de nuestra economía», y valoró que desde la agencia de promoción económica «se esté pensando en un Krea transfronterizo. Es un salto que hay que dar para pasar también a los emprendedores, empresas, instituciones y centros del otro lado del Bidasoa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos