«El saneamiento de la cuenca de Txiplao necesita una solución ya»

Los vecinos de Arkoll y Zimizarga reclaman al menos una solución provisional.
/F. DE LA HERA
Los vecinos de Arkoll y Zimizarga reclaman al menos una solución provisional. / F. DE LA HERA

Denuncian la existencia de ratas y malos olores en la zona y que las aguas contaminadas siguen regata abajo hasta el mar Vecinos de Arkoll y Zimizarga apelan al Ayuntamiento y Servicios de Txingudi

I.A. HONDARRIBIA.

Un grupo de hondarribitarras, que se presentan como 'Colectivo vecinal por el saneamiento de la cuenca de la regata de Txiplao', ha hecho pública una denuncia sobre una situación que viene de años atrás y solicita que el Ayuntamiento y los Servicios de Txingudi adopten medidas urgentes. Los afectados son vecinos de Arkoll y Zimizarga, cerca de doscientos, que reclaman por lo menos una solución provisional para que las aguas fecales sin tratar no vayan a la regata de Txiplao y, desde allí, al mar.

El portavoz del grupo, Juan Mari Arrozpide, recordó que «parte de las viviendas de la zona disponen de fosa séptica y otras conducen sus aguas fecales por tubería hasta la regata de Txiplao. Es una zona que, aunque definida como rural, es colindante y se encuentra sobre la zona urbana, tras los pabellones de Txiplao».

Explicó que «la solución de las fosas sépticas esconde en parte el problema. Aunque en alguna se hace retirada anual de la parte sólida, el vertido terreno abajo de esas aguas fecales no las hace desaparecer».

En cuanto a la conducción por tubería, «hace pocos años se invirtió por nuestra parte en su total renovación, a indicación de técnicos de Txingudiko Zerbitzuak, pero la realidad del vertido hacia la regata es un problema insoslayable».

El hecho de que no haya un colector de recogida de aguas fecales supone «la existencia de ratas y malos olores en la zona y que las aguas contaminadas siguen regata abajo hasta el río Bidasoa, sin pasar por la depuradora».

El problema que ahora denuncia este grupo de vecinos no es nuevo. «En 1999 presentamos una alegación al plan parcial de ordenación del área de los pabellones de Txiplao, proponiendo que se aprovechara la edificación del polígono para construir en su trasera un colector de aguas fecales.

Dicha alegación fue desestimada por el Ayuntamiento y «se nos comentó que en función de las disponibilidades económicas, en el futuro se irían abordando situaciones como el necesario saneamiento de la cuenca de la regata Txiplao».

Lo que denuncian los vecinos es que «han pasado más de dieciocho años y vemos que no hay ni voluntad política ni proyecto alguno para asumir el problema. A lo largo de los años a iniciativa nuestra ha sido incesantes los contactos con responsables municipales y técnicos de Servicios de Txingudi. Aunque se nos ha atendido, no se ha resuelto nada».

El grupo de vecinos señala que «no es un problema particular, afecta al medio ambiente y a todos los hondarribitarras». Por ello solicitan, «por lo menos una solución provisional de manera urgente y medidas a medio plazo. No haría falta una inversión muy grande».

Fotos

Vídeos