Dos puntos menos, pero la moral intacta

La Ama Guadalupekoa ha sido segunda en las dos regatas del fin de semana, en casa y en Ondarroa, y ahora está a cinco puntos del liderato. / F. DE LA HERA
La Ama Guadalupekoa ha sido segunda en las dos regatas del fin de semana, en casa y en Ondarroa, y ahora está a cinco puntos del liderato. / F. DE LA HERA

Beñat Egiazu destaca el valor de la actuación hondarribitarra en la regata del domingo, por una calle muy mala

I.A. HONDARRIBIA.

«Son dos regatas menos y dos puntos más que nos saca Urdaibai, eso es innegable, pero hemos hecho dos regatas muy buenas y salimos reforzados moralmente de este fin de semana».

Quien así se expresa es Beñat Egiazu, uno de los fijos en las alineaciones de Mikel Orbañanos, y que el sábado vivió la sensación especial de remar en casa en la 'XXX Hondarribiko Ikurriña - Gran Premio MAPFRE'. «Es una gozada ver el pueblo así y el espigón lleno de gente animando. En el último largo ni le escuchábamos a Ioseba, aunque creo que en la calle cuatro tampoco se escucharía nada, porque el ruido era enorme».

Sobre la regata, Egiazu apunta que «en todo momento teníamos la esperanza de poder alcanzar a Urdaibai en el último largo, porque estamos volviendo muy bien. Pero nos faltó un poquito de suerte».

Preguntado sobre la influencia que pudo tener la distribución de las calles en una regata en la que el primero sacó 1''64 al segundo, el hondarribitarra explica que «la diferencia de calles no fue tan evidente como el domingo, pero sí que la nuestra estaba un poco más sucia. Ahí hay más tráfico de barcos, se crean olas, y el barco iba dando botes». Al final ganó el de la calle cuatro pero es difícil saber cuánta influencia tuvo ese factor.

«Teníamos miedo a la calle»

Donde sí que infuyeron las calles fue el domingo en la 'XXXIII. Ondarroako Bandera - Cikautxo Sari Nagusia'. Tanto, que «salimos con mucho miedo. Astillero y Tirán habían ido por ahí y quedaron último y penúltimo perdiendo mucho tiempo. Si ves que una calle penaliza tanto y te toca ir por ahí...».

Por eso Egiazu considera que «hicimos una regata muy buena. Igual desde fuera no se valora pero nosotros sabemos la importancia que tiene. Por supuesto que te da pena no haber podido ganar al menos una de esas dos regatas en las que has estado tan cerca, pero moralmente hemos salido reforzados de este fin de semana».

Lo dice convencido, aunque también consciente de que «Urdaibai está muy fuerte y va a ser muy difícil ganar la liga. Son dos regatas menos, dos puntos más que nos saca y cada vez está quedando menos margen, porque además ellos no están fallando y parece difícil que lo vayan a hacer».

¿Y si en Zarautz Hondarribia consigue recortarle dos o tres puntos a Urdaibai y la clasificación se vuelve a apretar? «Sí, con esa esperanza vamos, pero sabemos que a partir de ahora tendríamos que quedar prácticamente siempre por delante de Urdaibai porque en principio es menos probable que puedan hacer un cuarto puesto, por ejemplo».

La Concha en el horizonte

El próximo fin de semana se disputa la doble jornada de Zarautz, después tocará viaje a Galicia y enseguida estaremos hablando de la regata de La Concha. Los remeros están centrados por ahora en la liga. «Evidentemente toda la preparación del año va dirigida a estar bien en La Concha, pero nosotros no pensamos en eso todavía. Estamos centrados en la liga y ya llegará La Concha en su momento».

Egiazu confía en la planificación del equipo técnico y aprecia que «este año empezamos no tan bien físicamente, pero vamos a mejor y eso lo vamos a agradecer al final, porque llegaremos más frescos y fuertes».

Fotos

Vídeos