Las obras de la rotonda de Amute tendrán una duración de cinco meses

Esta semana han empezado los trabajos en las inmediaciones de lo que será la nueva rotonda./DE LA HERA
Esta semana han empezado los trabajos en las inmediaciones de lo que será la nueva rotonda. / DE LA HERA

Esta semana han empezado los trabajos por parte de la Diputación

I.A.HONDARRIBIA.

El pasado mes de marzo el consejo de gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa aprobó el proyecto para la construcción de una rotonda en la intersección de Amute y anunció que los trabajos empezarían una vez pasadas la época estival y las fiestas patronales.

Esta misma semana se han empezado a ver los primeros trabajos en la zona, sin que por el momento hayan afectado lo más mínimo al tráfico rodado. Llama la atención cómo de vacío ha quedado el solar que hay junto a Arenas Sagarzazu.

Justo enfrente se encuentra la villa Borda Txiki, cuya inclusión en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco con la categoría de Monumento la convirtió en 'intocable'. Debido a esto, en 2009 se paró el proyecto de una gran rotonda en la intersección entre la GI-2134 (Irun-Hondarribia) y la N-638 (variante y carretera del aeropuerto) y, pasados unos cuantos años, resucita pero en un formato menor.

Se construirá una rotonda circular de 50 metros de diámetro exterior con tres ramales ajustándose el de sentido Hondarribia a los dos carriles existentes. Los ramales hacia Irun y la GI-636 saldrán con un solo carril para adecuarse a la sección existente, mientras que las entradas, unos metros antes del anillo se abrirán a dos para así aumentar la capacidad de la intersección. El presupuesto de esta actuación es de 715.701,86 euros y el plazo de ejecución, de cinco meses.

Desde la Diputación señalan que «esta intersección constituye un punto de tráfico complicado por las retenciones que suelen producirse, especialmente en verano, ante la afluencia de visitantes y turistas a la zona». Además, son conscientes de que «se trata de una zona donde se producen graves atascos, por lo que consideramos que esta actuación, demandada desde tiempo atrás, supondrá una mejora importante».

No ocultan desde el ente foral que el «funcionamiento de la intersección con isletas canalizadoras y de semáforos que por fases interrumpen totalmente la circulación de vehículos es complejo y de poca capacidad, superándose ésta a diario, especialmente en época estival».

Fotos

Vídeos