Las obras de reparación de la carretera del faro llegan a su ecuador

Los trabajos se están llevando a cabo en la ladera que hay tras Iterlimen y Lurgorri. / F. DE LA HERA
Los trabajos se están llevando a cabo en la ladera que hay tras Iterlimen y Lurgorri. / F. DE LA HERA

Se trabaja con grandes grúas sobre la ladera de Iterlimen y Lurgorri

I.A. HONDARRIBIA.

Sigue cortada al tráfico la carretera GI-3361, la que lleva al faro de Higer por Arroka, por los trabajos que está llevando a cabo la Diputación Foral de Gipuzkoa desde el 30 de octubre. Aunque en un principio se anunció el 30 de marzo como fecha de finalización de los trabajos, habrá un pequeño retraso y será a lo largo del mes de abril cuando acabe esta actuación.

Desde la Diputación explican que en esta obra se están realizando dos tareas, tanto el arreglo de la carretera como la estabilicación de la ladera. Los desprendimientos que ha habido en esta carretera, especialmente importantes los de los inviernos de 2010 y 2014, han requerido esta intervención, ya que se estaban viendo afectados edificios que hay en la zona baja y la propia carretera.

Anteriormente ya hubo otras actuaciones y ahora el tramo en el que están trabajando es el comprendido entre los puntos kilométricos 2,100 y 2,450. El ente foral detalla los acciones que se están llevando a cabo: «Se están construyendo nuevos muros, fortaleciendo los muros ya existentes con micropilotes y bulones, estabilizando las bases de los muros con hormigón, redes y bulones, bulonando los estratos descalzados y estabilizando la ladera con red metálica».

La zona no es fácil para trabajar y por ello «estamos utilizando dos o tres grúas, que son necesarias para hacer los bulones. Además de eso, el cableado y la red son tarea de un grupo de 'escaladores' que trabajan colgados desde la carretera».

Si bien en alguno de los trabajos anteriores en la carretera del faro hubo paso para peatones, en esta ocasión la carretera está cerrada por completo, tanto a vehículos, como peatones y ciclistas.

Explican los responsables de la obra que «esta vez tenemos más camiones y maquinaria en esa zona de la carretera y no hay sitio para abrir un carril o vía para los peatones. Por seguridad tiene que estar cerrado».

En todo este tiempo en el que la carretera está cerrada, el acceso a la zona del faro se debe realizar por la calle Pierre Lhande (subida desde el puerto refugio , que cuenta con unos semáforos que regulan el tráfico. Aunque el trasiego de vehículos es importante ahora, desde la Diputación no tienen previsto el arreglo de esta carretera.

El alcalde, Txomin Sagarzazu, subraya que «estas obras son muy importantes para Hondarribia y sobre todo para los vecinos y afectados de la zona. Hace un año mantuvimos una reunión de trabajo con Arantxa Tapia (consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco), que mostró su compromiso con el proyecto. A finales de febrero, en una reunión entre el Ayuntamiento, la Diputación Foral, el Servicio Territorial de Puertos del Gobierno Vasco y la Dirección de Costas del Estado, se acordó la redacción y ejecución del proyecto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos