Las obras de la calle Santiago se prolongarán hasta el mes de junio

Las obras de la calle Santiago han comenzado esta semana y finalizarán en junio. / F. DE LA HERA
Las obras de la calle Santiago han comenzado esta semana y finalizarán en junio. / F. DE LA HERA

El suministro de agua, el mobiliario urbano o la iluminación también serán renovadosSe va a sustituir el pavimento por uno similar al de la calle San Pedro

EDU PRIETO HONDARRIBIA.

Esta semana han dado comienzo las obras de reurbanización del segundo tramo de la calle Santiago, entre los números 21 y 83, que cuentan con un presupuesto de 995.599 euros. El plazo para su ejecución es de cinco meses y medio, pero hay que tener en cuenta que el proyecto se detendrá en Navidades y Semana Santa, por lo que deberían estar acabadas para junio.

Tres días antes de que empezasen los trabajos, el lunes, tuvo lugar una reunión abierta al público a la que asistieron alrededor de cuarenta vecinos. Las preguntas más repetidas entre los que participaron tuvieron que ver con el tráfico. Algunos de ellos tienen obras pendientes en sus fachadas y querían conocer cuándo llegarán a su ubicación. Los riesgos de caídas que pueden ocasionar las baldosas o las pérdidas que ocasionan las compañías de teléfono en sus hogares, fueron otros de los temas mencionados. Durante la semana se ha buzoneado un díptico informativo sobre la obra.

Mejora de infraestructuras

En la charla estuvo presente el alcalde, Txomin Sagarzazu, para afirmar que «se seguirá el mismo criterio que en el resto de las calles reurbanizadas en los últimos años en Portua Auzoa, con un diseño similar al de la calle San Pedro». El primer edil añadió que «somos conscientes que estos proyectos crean inquietud, por eso hemos querido reunirnos con los ciudadanos para poder escuchar sus sugerencias».

El redactor del proyecto, Juantxo Murua, también acudió al acto para exponer los detalles de la obra. «Además de renovar todo lo perceptible, se van a mejorar las infraestructuras en el área de saneamiento, el suministro de agua, la energía eléctrica o el aspecto de la telefonía. También se va a renovar todo el mobiliario urbano y la iluminación pública con luces de bajo consumo».

Murua desveló que «comenzaremos el proyecto desde el último tramo de la calle. Poco a poco se irán renovando todas las intersecciones peatonales con la calle San Pedro, hasta llegar al punto en el que se unen las calles Santiago y San Pedro».

Durante el tiempo que dure la obra, se eliminarán los aparcamientos de la calle Santiago para asegurar la entrada y salida de camiones por el mismo lugar. Para ello, se ha habilitado un semáforo con pulsador. Para los vecinos, el acceso de tráfico será el mismo, con entrada por la calle Santiago y salida por la calle San Pedro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos