Arqueóloga y antropóloga

María José Noain : «El papel de la mujer ha sido ninguneado a lo largo de la historia»

María José Noain en la sede que Emeki Elkartea tiene en el Puntal en una de las charlas./F. DE LA HERA
María José Noain en la sede que Emeki Elkartea tiene en el Puntal en una de las charlas. / F. DE LA HERA

«Que nadie se piense que es un rollo histórico; el objetivo es encender el interés y entretener»

EDU PRIETOHONDARRIBIA.

Emeki Elkartea ha confiado en María José Noain para realizar un ciclo de cuatro charlas centrado en la mujer en la antigüedad. Estar con ella veinte minutos hablando sobre el papel que han tenido a lo largo de la historia se convierte en una masterclass en la que hay que intentar absorber la mayor cantidad de información posible. Después de quince años dando cursos de arqueología por muchos sitios, por primera vez juega en casa.

-¿Qué tipo de público ha visto en las tres charlas realizadas?

-Parece que el título condiciona y había muy pocos hombres, y eso que intento insistir en que hablar de la mujer no quiere decir que sea una charla para ellas.

El miércoles, en el Puntal, última entrega con 'La mujer en la Roma antigua' (18.00)

-La primera estuvo centrada en la mujer en la prehistoria. ¿Cómo le fue?

-Fue la más dinámica de las tres. Surgieron muchas preguntas y debates porque en esta época casi todo está basado en suposiciones porque no hay textos. Dio mucho juego para fantasear siempre dentro de un contexto científico, que intento cuidar bastante. La única aproximación posible es a través de la arqueología y la comparación con sociedades tradicionales que todavía existen y que tienen una economía similar.

-¿Y qué dicen esas hipótesis?

-Con prudencia, podemos decir que eran sociedades igualitarias. Es casi seguro que hombres y mujeres tenían roles económicos distintos, de tal forma que el hombre fuera mayoritariamente cazador y la mujer recolectora, pero cuidado, porque a partir de aquí pueden crearse tópicos injustos. Hablo también de la presencia de estos temas en los museos, que también ha sido tergiversada.

-Explíquemelo.

El típico dibujo de la evolución humana por ejemplo, siempre es un hombre. Está cambiando, pero cuando hay una representación de la vida cotidiana es peor, suelen aparecer los hombres en primer plano con los animales, cazando, y las mujeres al fondo cuidando de los niños y tejiendo. Es probable que así fuera, pero no lo sabemos, y en tal caso, no podemos entender que estas tareas fueran menos importantes que cazar. La recolección podía suponer más de un 60% de la economía de subsistencia.

-De la prehistoria dio el salto a Egipto en la segunda charla. Entiendo que hay más información al respecto.

-Sí, conocemos mujeres que llegaron al trono como Hatshepsut. Podían ser propietarias, gestionar la herencia familiar cuando el padre no existiese y sabemos que podían pedir el divorcio.

-Me cuenta que de las tres culturas, es en la griega en la que peor paradas salen las mujeres.

-Tiene un status exclusivo de madres y esposas. Siempre van a depender de una figura masculina y no tienen acceso a la cultura o a la política, salvo contadas excepciones, como fue el caso de Aspasia. Fue una mujer muy inteligente que llegó a ese nivel por ser una hetaira. Únicamente estas mujeres, que tenían que estar cultivadas porque eran acompañantes de los hombres, podían acceder a la representación cultural. Ella tuvo mucha trascendencia, porque fue la compañera de Pericles, el político más importante del Atenas del siglo quinto.

-Hágame un adelanto de la última charla, 'La mujer en la Roma Antigua', este miércoles.

-Te cuento una anécdota. En el año nueve antes de Cristo, Augusto promulgó una ley según la cual las mujeres que tuviesen más de tres hijos podían ser propietarias de sus bienes. Era para incentivar la natalidad, no de igualdad de género, pero por lo menos favorecía su situación. Las mujeres de los emperadores llegaron a ser muy influyentes. Es el caso de Livia, la esposa de Augusto, o el de Plotina, la de Trajano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos