Kote Guevara: «La nueva biblioteca de Zuloaga Etxea sigue dando pasos adelante»

Kote Guevara en la biblioteca provisional ya cerrada.
Kote Guevara en la biblioteca provisional ya cerrada. / F. DE LA HERA

En la actualidad se está procediendo al inventario y expurgo de las obras para su posterior traslado a principios agosto

EDU PRIETOHONDARRIBIA.

La biblioteca provisional de Biteri Kalea cerró el pasado 19 de junio y los hondarribitarras tendrán que esperar hasta octubre para disfrutar de la instalación definitiva en Zuloaga Etxea, pero eso no significa que nuestro protagonista vaya a estar de brazos cruzados hasta su apertura. Todo lo contrario.

-Me atrevería a decir que son días de mucho trabajo para el bibliotecario municipal.

-Nos encontramos en pleno proceso de inventariado. Es un trabajo rutinario y pesado porque tenemos que ir libro por libro para saber los que nos faltan, los que no nos han devuelto o los que están en mal estado para préstamo. Tenemos que saber con qué fondo contamos y colocar todas las obras en su sitio para no llevarnos sorpresas cuando el usuario las demande.

«Es un trabajo pesado pero hay que hacerlo para saber el fondo con el que cuentas»

«El autopréstamo será una de las novedades cuando abramos en octubre»

-El inventario incluye también la tarea del expurgo. ¿Qué criterios se tienen en cuenta para deshacerse de una obra?

-Las pautas están marcadas por el Gobierno Vasco, que es el que indica qué libros tirar. Nosotros pecamos de querer guardar demasiadas cosas pero tenemos que tener una biblioteca dimensionada a nuestro pueblo. Hay publicaciones que no merece la pena guardar porque están duplicadas, en mal estado, ya están en la red de bibliotecas o se han quedado obsoletas. Es el caso de las enciclopedias que en su día fueron un boom y hace años que no se edita ninguna. Tenemos alguna para consultar pero su contenido ha quedado desfasado y hay que deshacerse de esos fondos. Calculo que cuando finalicemos el expurgo tendremos entre 3.000 y 4.000 obras menos.

-Hoy en día parece un sacrilegio tirar un libro.

-La gente se pone nerviosa cuando hablas de ello, tienen miedo de hacerlo y por lo general está mal visto. Yo siempre digo que los libros están para leerlos. De todas formas, muchos se dejan a disposición de los usuarios en un cajón que sacamos a la calle. Es el caso de las novelas porque tenemos muchas duplicadas. Hay obras que se llevan al depósito legal y otras que se reciclan.

-Por si fuera poco trabajo, están instalando un chip a cada libro.

-El sistema de auto-préstamo será una de las novedades cuando abramos en octubre. Los usuarios podrán hacer uso del libro y devolverlo sin intermediarios, mediante una tarjeta y pasando el código de barras por una máquina. Los lectores ahorrarán tiempo y no habrá necesidad de hacer colas. El chip es imprescindible para instalar un sistema antirrobo y saber dónde se encuentra cada ejemplar si hiciese falta.

-Hondarribia va a estar cuatro meses sin biblioteca. ¿Qué le ha dicho la ciudadanía?

-La verdad es que me he llevado una sorpresa. Ha habido gente que se ha quejado, pero no hay otra forma de hacer el proceso. Además, creo que es la mejor época del año para hacerlo. En el mes de julio la participación siempre desciende. En agosto solemos tener un pequeño repunte por los veraneantes y la primera quincena de septiembre prácticamente no funciona por las fiestas. En octubre se suele recuperar el ritmo normal. Lo siento por la gente pero hay alternativas. El que es socio, lo es de toda la red de bibliotecas de Euskadi y puede acudir a ellas, hay librerías...

-Kote Guevara lleva desde el primer día en la biblioteca de Hondarribia. Estará deseando ver cómo funciona todo después de la remodelación.

-Llegué a Itsas Etxea hace 30 años a una habitación vacía. Llamé a un carpintero y empezamos a construir las primeras baldas. La diputación nos dio un fondo, no existía internet y hacíamos todo a mano. Me acuerdo de aquellas primeras conexiones en las que parecía que estábamos contactando con Houston. Me hace ilusión pensar en cómo va a funcionar todo, aunque estimo que el número de visitantes no variará demasiado.

Fotos

Vídeos