La fiesta de los bateles celebra hoy su segundo día en el puerto deportivo

Algunos de los bateles que llegarón ayer a Hondarribia para participar en el 'Batelero Eguna'
Algunos de los bateles que llegarón ayer a Hondarribia para participar en el 'Batelero Eguna' / F. DE LA HERA

El buen tiempo acompañó ayer a los bateleros en la jornada inaugural

EDU PRIETOHONDARRIBIA.

'Pantxike', 'Gure Nahia', 'Ilunabar' o 'Kennedy' fueron ayer algunos de los bateles más madrugadores en el primer día del 'Batelero eguna', que tiene como objetivo reunir por lo menos una vez al año a este tipo de embarcaciones. El resto, cerca de una treintena, se sumaron a lo largo de la calurosa mañana en el pantalán preparado para la ocasión en el puerto deportivo.

La mayoría de los asistentes reconoce invertir mucho tiempo en la conservación de estas auténticas piezas de coleccionista. Es el caso de Iñaki Gómez, que ha llegado a Hondarribia desde el puerto viejo de Algorta con 'Larraluze bi' y 'Haritz'. «Nos dedicamos a restaurar este tipo de botes, les ponemos una vela y participamos en todos los eventos que podemos, cuenta Gómez, presidente de la asociación Itsas Egur Haizea. El batelero acaba de asistir en Combarro, en la ría de Pontevedra, a un evento parecido. «Allí se organizan actividades de este tipo muy fuertes cada dos años, tienen más embarcaciones y nos están ganando en patrimonio. Aquí conseguimos mantener algunos barcos gracias a las asociaciones, pero lo normal es que se acaben abandonando».

Hoy
10.00
Reunión de patrones.
12.00
Homenaje a Enrique Lekuona.
De 10.30 a 14.00
Navegación por la bahía.
14.30
Comida.
16.00
Navegación para todos los participantes.
Mañana
10.00
Reunión de patrones.
De 10.30 a 14.00
Navegación en bateles para el público en general.
14.30
Comida.
De 16.30 a 18.30
Exhibición de los barcos en seco y fin de fiesta.

No ha tenido que viajar tanto Alfonso Suberviola, que ha llegado desde Pasajes San Juan con sus dos sobrinos. Será la primera vez que participe en este tipo de reuniones. «Nuestro bote está hecho en Galicia y se utilizaba hace muchos años para la pesca, aunque en la actualidad muevo poco el barco».

Mantener la tradición

Si en algo coinciden los asistentes a esta fiesta de los bateles es en la necesidad de seguir realizando estos encuentros para mantener el espíritu de este tipo de embarcaciones.

Cerca de 60 años tiene 'Ramontxu', el batel de Josu Uranga, que ha venido desde Zumaia. «Siempre digo que cada uno tiene sus aficiones. A unas personas les da por los motos y a nosotros nos ha dado por los bateles, cuenta Uranga, que es integrante de una asociación en Zumaia que pertenece a Euskal Bateleroak. «Nos dimos cuenta que las embarcaciones de madera tendían a desaparecer y que nuestros hijos no iban a conocerlas porque mucha gente se deshace de ellas. Creamos la organización y vamos recuperando poco a poco las barcas de madera que la gente no quiere».

Tan grande es la pasión de Ihatzu Albisu que hace diez años comenzó a construir su primer batel. Ayer se presentó con 'Txatua'. «Estos encuentros me parecen fenomenales porque te encuentras con amigos que no has visto durante todo el año. De fútbol puedes hablar casi con cualquiera pero es más difícil encontrar a alguien que tenga interés por los bateles».

Fotos

Vídeos