El euskal trap de Gorpuzkingz gana adeptos en los últimos meses

Donald Trap, Big Txiki y Zakil O'Neal, Gorpuzkingz, suelen estar acompañados en sus conciertos.

El grupo ha estado muy ocupado en 2017 y se tomará un respiro este invierno para poder crear nuevas canciones Los hondarribitarras actuaron el viernes en el Dabadaba de Donostia

EDU PRIETO HONDARRIBIA.

'Egunero Trapitan' es la última creación de Gorpuzkingz. Antes vinieron canciones como 'Gettoko Heroiak', 'Dantza Kingz', 'Txalaparta Hood' o 'Bling Bling Diruaren Hotsa'. Alguna de ellas ha alcanzado las quince mil reproducciones en Youtube, la plataforma que utiliza el grupo para promocionarse. «El formato del disco está agotado, la gente consume la música por internet», nos comentan sus integrantes. Donald Trap, Big Txiki y Zakil O'Neal forman esta banda hondarribitarra que no deja indiferente a nadie. Su estética contundente y las temáticas de sus letras les han hecho encontrar algunos detractores, pero también muchos seguidores.

Donald Trap nos explica que «contamos las vivencias que hemos tenido nosotros cuando éramos pequeños, la vida del barrio, del gueto. Hemos conocido los trapicheos, las drogas, los juegos con el dinero y es lo que plasmamos en las canciones. En Euskal Herria se canta todo muy pomposo, un poco pijo, pero nosotros no hemos conocido eso».

A su lado se encuentra en la cita Big Txiki, otro de los integrantes del grupo. El trío lo completa Zakil O'Neal, que no ha podido acudir al encuentro. «Nos conocemos desde hace tiempo aunque somos gente de diferentes cuadrillas. Nos hemos juntado los quinquis más grandes del pueblo para crear el grupo». Los tres cuentan con muchos colaboradores, la 'crew', que les ayudan en esta carrera musical que acaban de empezar. Entre ellos, Bling Bling para la realización de los vídeos, 'Fountain Man' para la elaboración de algunas bases musicales, o el DJ Inmor Trap.

La apariencia de Gorpuzkingz es una de las señas de identidad del grupo. Rostros cubiertos con pañuelos, gafas, sombreros o máscaras más propias de guerreros de la lucha libre mejicana. «Las letras que componemos son muy duras y luego tenemos que andar por la calle. Además, uno de nuestros integrantes trabaja en el congreso y no se puede saber su verdadero nombre», asegura entre risas Donald Trap.

La banda tiene algo más de un año de vida aunque sus integrantes siempre han tenido inquietudes musicales en solitario. «Creo que hacíamos letras antes de nacer. Hemos nacido para esto, la fama nos persigue y no nos podemos escapar», señalan. No sabemos si la fama les persigue, lo que sí es cierto es que no han parado en los últimos meses. «Hemos estado muchos fines de semana seguidos tocando y necesitamos parar un poco. Las últimas actuaciones de GPZ, que tienen una duración de cincuenta minutos, han sido en Oñati, Hendaia y en el Dabadaba de Donosti el pasado viernes. Allí actuaron junto con el grupo Kaskezur dentro de la fiesta de presentación del Jazpana Fest 2017.

Pocas oportunidades más habrá hasta final de año para ver en directo a Gorpuzkingz. Los hondarribitarras esperan tomarse un respiro para crear nuevas canciones. «En los conciertos el público suele cantar las canciones con nosotros, pero parece que si no las sacamos con vídeo a través de Youtube la gente no llega a conocerlas. Tenemos canciones nuevas preparadas, pero hay que acompañarlas de imagen».

Fotos

Vídeos