«Cuando descubrimos Hondarribia, fue un amor a primera vista»

Alex Hallatt posa contenta con su libro y con su perro 'Billie' junto a la escultura del hachero./
Alex Hallatt posa contenta con su libro y con su perro 'Billie' junto a la escultura del hachero.

La escritora y dibujante británica Alex Hallat recoge las experiencias de dos años entre nosotros en 'A Basque Diary: Living in Hondarribia'

EDU MENDIBILHONDARRIBIA.

Fruto de su experiencia entre nosotros, la escritora y dibujante británica Alex Hallatt acaba de publicar 'A Basque Diary: Living in Hondarribia'.

La autora señala que «el libro sale a la luz, principalmente, en señal de agradecimiento al que ha sido mi pueblo de adopción los dos últimos años». Y al mismo tiempo quiere «aportar un poco de luz y servir como guía a todos los extranjeros que, como ella, se acercan por primera vez a Hondarribia. Al estar escrito en inglés, principalmente está dirigido a todos los anglosajones que vengan y sientan curiosidad por Hondarribia, pero también, por qué no, a todos los locales a los que pueda interesar la visión que tiene alguien de fuera de su propio pueblo. Y, de paso, podrán practicar un poco de inglés...».

'A Basque Diary: Living in Hondarribia' es, «ante todo, un trabajo de amor; llevamos dos años viviendo aquí, y es un sitio que siempre estará en mi corazón»

Hallatt se instaló en Hondarribia hace dos veranos junto a su pareja, Duncan, y su perro 'Billie', un simpático jack russell que les acompaña por los cinco continentes desde hace ya unos cuantos años. Lo de los cinco continentes no resulta esta vez exagerado, puesto que Alex y Duncan viven en las Antípodas, en Nueva Zelanda, a donde volverán a principios de agosto, dando por cerrada, de momento, su estancia entre nosotros.

Integrada en la ciudad

En estos dos años transcurridos en Hondarribia se podría decir que Hallatt se ha integrado plenamente, callejeando, surfeando, paseando por Jaizkibel y alrededores o asistiendo semanalmente a un grupo creado en el pueblo para el intercambio de idiomas.

Jaizkibel y la playa de los Frailes, el casco histórico o las calles de La Marina son algunos de sus lugares favoritos. Degustar vinos y pintxos es otra de sus pasiones, como han podido comprobar las amistades de aquí, y otras muchas que vinieron de visita, ocasiones en las que Hallatt y su pareja tuvieron que ejercer de cicerones.

De Hondarribia, Hallatt destaca la privilegiada ubicación, junto al mar y el monte. «Conocimos San Sebastián en 2007, gracias a la recomendación de mi primer profesor de español, y nos sorprendieron la comida, las playas y lo bonita que es la ciudad. Volvimos en 2013 y fue cuando descubrimos Hondarribia, que nos enamoró a primera vista: el ambiente de la calle San Pedro, los bares y restaurantes, la gente, que es muy amable... Y decidimos finalmente volver por un año más o menos sabático..., que finalmente fueron dos», subraya la autora, que anteriormente a este trabajo publicó «FAB (Friends Against Bullying)' (amigos contra el acoso), con el objetivo de concienciar y alertar a los más pequeños sobre el acoso escolar.

Organizado por meses

En 'A Basque Diary: Living in Hondarribia', organizado por los meses del año, se recogen diferentes aspectos de la villa marinera, como lugares que ha frecuentado en este tiempo, costumbres, recomendaciones a tener en cuenta u otros lugares y eventos del País Vasco que han tenido oportunidad de conocer, todo ello acompañado de breves textos y las simpáticas ilustraciones de Hallatt.

Tampoco falta la crítica. Ecologista militante y practicante, uno de los aspectos que más negativamente ha sorprendido a Hallatt ha sido la escasa conciencia que ha detectado entre alguna gente con el tema de las basuras y el reciclaje: «Me molesta que haya ciertas personas que no respetan el mar, la ría o los montes, y arrojen basura allí. A pesar del trabajo diario del servicio de limpieza, veo que hay más basura en las calles de aquí que en las de Inglaterra o Nueva Zelanda. Y cuando los niños ven a algunos adultos tirar objetos en la calle, hacen lo mismo con el plástico, por ejemplo, lo que es muy nocivo para la vida marina».En cualquier caso, el libro destila amor hacia Hondarribia, y la autora aporta una mirada lúcida, cargada de sensibilidad, humor e ironía marca de la casa, una fina ironía que conocen bien quienes han tratado con ella en el día a día. 'A Basque Diary: Living in Hondarribia' se puede comprar en la oficina de turismo de Arma Plaza y también está disponible en Amazon.

Fotos

Vídeos