La calle Santiago, acabada en plazo

Las obras de la calle Santiago han finalizado en el plazo previsto de cinco meses y medio. / F. DE LA HERA
Las obras de la calle Santiago han finalizado en el plazo previsto de cinco meses y medio. / F. DE LA HERA

Las tareas de reurbanización han tenido un coste de 1.203.000 euros | Se han mejorado las infraestructuras de saneamiento, telefonía, suministro de agua y energía eléctrica

EDU PRIETO HONDARRIBIA.

Las obras de la calle Santiago que comenzaron a finales de noviembre han llegado a su fin. El plazo de cinco meses y medio de ejecución, teniendo en cuenta los parones de Navidades y Semana Santa, se ha cumplido sin mayores sobresaltos y el tramo comprendido entre los números 21 y 83 ya está totalmente disponible para el uso y disfrute de los hondarribitarras.

El alcalde, Txomin Sagarzazu, mostró ayer su satisfacción por el desarrollo que han tenido las tareas de renovación. «Nos sentimos con el deber realizado. Durante los meses que ha durado la obra ha llovido muchos días pero se han cumplido todas las expectativas y estamos recibiendo felicitaciones por parte de los ciudadanos».

La desapacible jornada de ayer, con chubascos intensos, puso a prueba las tareas acometidas en las últimas semanas. «Hoy precisamente es un buen día para resaltar que todos los sumideros y las canalizaciones que se han hecho están funcionando perfectamente. Está siendo la mejor prueba de fuego», explicaba ayer el primer edil en la visita realizada a la calle Santiago.

Sagarzazu también quiso hacer una llamada a la convivencia. «Cuando disponemos de espacios de estas características tenemos mayores posibilidades de convivir y todos tenemos que actuar con responsabilidad y civismo. Algunos entenderán que aumentan las posibilidades de ocio, pero siempre tenemos que recordar que hay vecinos que tienen derecho a su descanso».

El alcalde tuvo un último recuerdo para los establecimientos y negocios. «Les pido que sigan colaborando como hasta ahora. Que aprecien la obra que se ha realizado y que redunda en beneficio de todos, en los que nos visitan, pero sobre todo en los habitantes de la ciudad». El Ayuntamiento ha dispuesto plazas en la calle Zuloaga destinadas a las labores de carga y descarga con el objetivo de preservar el entorno reformado.

El redactor del proyecto, Juantxo Murua, también estuvo ayer presente en la visita a la calle para resumir los meses de trabajo. «La obra ha tenido dificultades en los callejones traseros en lo que a renovación de todo el saneamiento de fecales se refiere. Nos hemos encontrado cantidad de acometidas y salidas que desconocíamos tanto nosotros como Servicios del Txingudi. Las hemos recogido todas y las hemos canalizado y separado debidamente, las aguas de lluvia por su sitio, y las fecales por el suyo».

Sin sobrecoste

A nivel de alumbrado, Murua añadió que, «hemos renovado las luminarias, se han substituido por unas nuevas de LED, y hemos aprovechado para meter una nueva canalización de comunicaciones municipales. Eso permitirá al Ayuntamiento pasar por ahí lo cableados de conexión que considere en el futuro».

El delegado de Servicios Generales de Hondarribia, Juan Mari Altuna, aprovechó el acto para «agradecer a los distintos departamentos municipales y a la policía municipal el trabajo realizado. También a los redactores del proyecto y la contrata porque la obra ha tenido un seguimiento, como no puede ser de otra manera, correcto. Ha costado a pesar de las inclemencias del tiempo, pero se ha llegado en plazo y precios previstos. La adjudicación era de 1.203.000 euros y se va a liquidar sin ningún euro de sobrecoste».

Los presupuestos de este año incluyen la redacción de las dos últimas fases de reurbanización de la Marina, la segunda fase de la calle Santiago y la zona que va desde Azken Portu a Arrantzale Auzoa. «La lógica dice que se acometerá primero la segunda fase de la calle Santiago, pero eso ya será el año que viene», concluyó Altuna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos