Piden precaución ante las focas que llegan a la costa guipuzcoana

El vídeo de autor desconocido que circula por Whatsapp

«No son peluches». Ambar advierte de la peligrosidad de estos animales ante la difusión de un vídeo grabado en la playa de Hondarribia

XABIER GARATE

Científicos, servicios de emergencia y, cómo no, curiosos, están pendientes en las últimas horas de la aparición de una foca en nuestras costas. Un fenómeno tan llamativo como frecuente en nuestras playas, especialmente cuando los temporales de invierno desorientan a ejemplares que acuden a refugiarse durante horas o días a los arenales guipuzcoanos.

El último ha merodeado por la playa de Hondarribia, tal y como puede verse en algunos vídeos que han volado de un móvil a otro a través de Whatsapp y cuyos autores se desconocen. Aunque se desconoce cuándo pisó por primera vez el arenal, desde la Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina, Ambar, creen que fue el martes por la tarde. A primera hora de esta mañana, aprovechando que la marea estaba alta, varios miembros de esta organización han pasado por el lugar para buscarla, pero sin éxito.

Se trata de un ejemplar joven, de color gris con «manchas blancas y tiene de cuatro a cinco meses, es probable que haya nacido en lugares de Bretaña hacia el norte. Están con sus madres varias semanas en las que maman una leche muy energética y después la madre las deja, se vuelven divagantes y algunas llegan hasta la costa vasca»., han asegurado desde Ambar. Esta foca es el primer ejemplar que ha llegado este 2018 a las playas de la costa guipuzcoana, donde es relativamente frecuente ver estos tipos de animales descansando en la arena en esta época del año.

En cualquier caso, Leire Ruiz, presidenta de Ambar, alerta de su peligrosidad y reitera que estos animales "no son peluches". Desde esta organización advierten de que su dentadura puede provocar graves heridas a las personas que se acerquen si se sienten en peligro y piden además que quienes acudan a las playas con perros los lleven atados "por el bien de la foca, pero sobre todo por el bien del perro". Además, han recalcado también que, al tratarse de mamíferos, alguna de estas focas podría "traer alguna enfermedad que sea transmisible a los humanos".

Ambar mantiene una campaña para solicitar la colaboración de los ciudadanos para que estos animales "puedan descansar tranquilos en las playas antes de proseguir su viaje". Recuerdan que quien se encuentre con algún ejemplar avise al teléfono de emergencias 112, que no se acerquen ni traten de alimentarles. "Ya pescarán en el mar", dicen. También ofrecen su teléfono móvil para avisos de avistamientos: 648 24 71 13.

Imágenes difundidas por las redes sociales dan cuenta de la peligrosidad de estos animales aparentemente dóciles, como este vídeo grabado en China el año pasado en el que un león marino tira al agua a una niña:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos