Diario Vasco

El taller de teatro ofrece mañana de nuevo su sesión de monólogos

Participantes en la sesión de monólogos del pasado 18 de diciembre, cuando se llenó Kultur Etxea.
Participantes en la sesión de monólogos del pasado 18 de diciembre, cuando se llenó Kultur Etxea.
  • Se repite la propuesta del 18 de diciembre, cuando hubo gente que se quedó fuera del auditorio

Una quincena de integrantes del taller de teatro municipal volverá a subirse mañana al escenario de Kultur Etxea, a partir de las siete y media de la tarde.

Se trata de Sara Amadoz, Laura Maestre, Ander Altuna, Cristina Astiz, Ainhoa Arzak, Juncal Ruiz, Loli Ayestaran, Izarne Bengoetxea, Edurne Bengoetxea, Maite Pérez, Begoña Azcona, Nekane Iza, Mertxe Tobalina, Myriam Jauregui y Jon Panadés, que hace poco pasaron por allí y se han visto 'obligados' a repetir la sesión de monólogos.

Cabe recordar que la primera función tuvo lugar el 18 de diciembre y que entonces se llenó el auditorio e incluso hubo gente que se tuvo que quedar fuera. Visto el éxito y la demanda, se ha programado esta nueva función.

Una de las integrantes del taller de teatro, Myriam Jauregui, explica que «cada monólogo trata un tema diferente y en cada uno de ellos cada alumno trabaja aspectos opuestos a su carácter. Se supone que el objetivo es interpretar cada monólogo desde uno mismo, pero sacando a relucir facetas que nos resultan difíciles mostrar habitualmente. Por ello, como alumnos, nos enfrentábamos a un reto personal y particular, cada uno con un papel diferente y un motivo personal. Algunos han trabajado el miedo escénico, otros la sobriedad (cuando en su día a día son muy expresivos), otros la vulgaridad (cuando es algo que no les identifica), otros la energía alta...».

Con este ejercicio de polivalencia «lo que se pretende es adoptar diferentes recursos interpretativos y no actuar únicamente desde papeles en los que nos sintamos cómodos».

Trabajar cosas diferentes

Una aparición en escena cierra cada uno de los trimestres del taller de teatro que dirige Eduardo Galarza, licenciado en Arte Dramático. Así, «cada curso trimestral se centra en trabajar cosas diferentes. El anterior curso, el objetivo fue interpretar una obra con elenco y, sin embargo, esta vez Eduardo nos propuso realizar monólogos para continuar con la formación personal, a partir de personajes opuestos a nosotros o simplemente para progresar en puntos que nos resultan más complicados».

La buena dinámica que lleva el taller de teatro o llenar la sala para una de las funciones son algunas de las alegrías que están recibiendo los participantes, aunque ahora afrontan un momento incierto, ya que «éste será el penúltimo curso trimestral que hagamos como actividad dependiente del Ayuntamiento, ya que a partir de junio se acabará la subvención y tendremos que crear una asociación. Seguiremos formándonos en Kultur Etxea, pero nosotros nos tendremos que ocupar del sueldo del profesor y y otros gastos que haya».

El 9 de enero comenzarán las nuevas clases del nuevo taller trimestral, que se prolongará hasta el mes de marzo y concluirá, como es habitual, con otra función en Kultur Etxea.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate