Diario Vasco

Klink ha recaudado 27.853 euros en las comidas solidarias en 2016

La pasaitarra Irene Intxausti, madre de la niña enfermea Eunate Turco, pasando bajo el arco.
La pasaitarra Irene Intxausti, madre de la niña enfermea Eunate Turco, pasando bajo el arco.
  • El calendario de este año se cerró con la comida a favor de la asociación deleción 1p36

La sociedad Klink ha recaudado 27.853 euros con las nueve comidas y cenas solidarias organizadas a lo largo de este año. Si a esa cifra le sumamos los 5.253 euros en los que están valoradas otras acciones benéficas, la suma asciende a 33.088 euros en este 2016 de cara su recta final y en la que en principio no hay previstas más acciones solidarias.

El pasado sábado se celebró la novena y última de estas citas, en la que Klink quiso asociarse con la 'III Beñat Elzo Mendi Lasterketa' y aportar la recaudación a la asociación deleción 1p36. Dos de las familias afectadas, una de Pasaia y otra de Madrid, acudieron a la comida, en la que se juntaron 80 mayores y 12 niños. Con las aportaciones de los asistentes y la colaboración de Kofradia, Uranzu, Sport Mundi, Puerto de Indias y Marqués de Cáceres se recaudaron 2.000 euros. Meakako Adixkideak hizo el aurresku de bienvenida y el arco de honor a los invitados y bailó tras la comida con la música que puso Aitor Ansa con su acordeón.

La asociación deleción 1p36 se suma a la lista de entidades de las que se ha acordado Klink este 2016 y que completan la asociación de afectados por el síndrome de Sanfilippo, Salvamento Marítimo Humanitario, los refugiados sirios, la Fundación Vicente Ferrer, Manuel Amunarriz en la Amazonía Ecuatoriana, el Banco de Alimentos de Gipuzkoa, la ONG Munduko Begiak y las afectadas por el cáncer de mama.

Desde Klink, Josema Nogueras no puede ocultar «la satisfacción que tenemos por cómo se está desarrollando esta actividad en los últimos años. La gente responde aunque no es fácil, porque un 60% de los asistentes es casi fijo en todas las comidas. Tenemos mucho que agradecerles a ellos y también a las empresas que colaboran donando el género o con otras aportaciones».

Explica Nogueras que «hay muchas necesidades y nosotros intentamos ayudar al mayor número posible de asociaciones. Tenemos algunas asociaciones fijas, como Vicente Ferrer o afectadas de cáncer de mama, y luego vamos buscando o encontrando otros destinos. De hecho, últimamente nos llegan muchas peticiones y dentro de poco tendremos la reunión para fijar el calendario del año que viene. Por la necesidad que hay y por la capacidad organizativa que tenemos con la colaboración de un grupo de socios, podríamos hacer una comida al mes, pero no queremos 'quemar' a la gente».

En esa próxima reunión fijarán los destinos atendiendo sobre todo al criterio de a cuántas familias puede afectar un problema y también para ayudar a refugiados de conflictos bélicos. Un objetivo ya marcado será el de los campos de refugiados de Katsikas. «Se ha creado una ONG en Hondarribia a raíz de la iniciativa de Emeki y, como van a seguir trabajando allí, queremos colaborar con ellos».

Otras actividades

Las comidas solidarias están más que consolidadas, pero además Klink ha colaborado con otras acciones que están valoradas en más de 5.000 euros. A lo largo de 2016, la sociedad ha servido comidas y cenas a la Caravan Solidaria Zumarrag-Siria, grupo de Katsikas, dos veces a la orquesta de la ONG Taupadak, a miembros de la residencia San Gabriel, a participanes en la Transpirenaica Social y Solidaria, a más de 200 participantes en el torneo de fútbol sala femenino Memorial Tximist... y ha elaborado comidas para Cáritas, Mendelu, Banco de Alimentos y la 'III Beñat Elzo Mendi Lasterketa'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate