Diario Vasco

«No hay que tener miedo ni pudor a pedir ayuda»

La detección precoz es siempre el mejor de los consejos en los posibles casos de cáncer de mama. Nuestras dos protagonistas tuvieron suerte y pudieron hacerle frente a tiempo, pero del mismo modo, ambas recalcan la importancia de sentirse arropadas durante el tratamiento. Elena Olasagasti fue vicepresidenta de la AECC en la sede irundarra y ha tenido la oportunidad de apoyar a muchas mujeres.

«Recuerdo que asistí a la inauguración del local de la calle Fueros. Ya era socia de antes, por eso en 2010 me ofrecieron entrar a formar parte de la junta y fui vicepresidenta hasta el 2014. Hoy en día sigo siendo voluntaria aquí en Hondarribia y colaboro en todo lo que puedo. Yo no necesité ayuda externa, pero es una suerte tener lugares como la AECC, que puedan apoyar o guiar a quien lo necesite».

Tanto la AECC en Irun, como Katxalin en Donostia, cuentan con profesionales y voluntarios a disposición de quien lo solicite. «No hay que tener miedo ni pudor a pedir ayuda. No importa si es una amiga, un familiar o un profesional. Yo guardo un excelente recuerdo de todas las enfermeras y doctores que me trataron. Rodearse de buena gente es fundamental», afirma Maria Rosario.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate